miércoles, 2 de mayo de 2007

MI SUEÑO


Mi sueño, como el de muchas personas, es el de ser feliz. No voy caer en el tópico de que el dinero da la felicidad, no. Para mí, hay cosas más sencillas que me hacen feliz. Estar con tu pareja, disfrutar de la compañía de tus hijos, echar un rato con los amigos; cosas sencillas, que nada puede comprar. Tampoco voy a ser hipócrita, y voy a decir que si me tocara la lotería no disfrutaría del dinero, no; pero tampoco renunciaría a esas pequeñas cosas que no se pueden comprar. Y por supuesto que, y no por que quiera quedar bien, ayudaría a los que lo necesitan. Porque si mi sueño es ser feliz, lo que también me da la felicidad es hacer feliz a los demás. Reconozco que actualmente soy feliz, osea, que soy feliz de alcanzar mi sueño, que es ser feliz (paradoja); quizá porque mi espíritu ante la vida suele ser optimista, suelo quedarme con la parte positiva de las cosas malas (que si las buscamos, seguro que la tienen), y pensar en positivo. No hay más que mirar a nuestro alrededor, o ver lo que sale por la tele, para sentirnos unos privilegiados. Soy feliz por la familia que tengo, por mi trabajo, por mis amigos, por el sitio dónde vivo, y por sentirme útil, y creo que esos son unos buenos motivos para serlo.
Vivamos el presente; el pasado, ya pasó, y el futuro es algo incierto, que está por llegar. Por qué preocuparte por lo que vendrá, si ni tú sabes qué será. Vive hoy, como si fuera el último día de tu vida, y disfrútalo; porque a lo mejor mañana te arrepientes de todo lo dejaste de hacer ayer.
Ahora, una poesía anónima que encontré por ahí, y que desde luego es pesimista total. No estoy muy de acuerdo con ella, aunque creo que soy un noctámbulo no practicante, y también sé, que a veces tenemos un “bajón” de esos que te da igual todo, y crees que nada merece la pena. No hay que ser tan categórico, todo tiene sus cosas malas y sus cosas buenas. Somos las personas las que hacemos que las cosas sean malas, el día tiene muchísimas cosas para hacernos feliz, y la compañía puede ser buena, como también es necesario tener un momento de soledad para reflexionar.


Por qué sufrir

Por que sufrir por la muerte,
si la vida es la que te daña.

Porque temerle a la muerte,
si sólo lo vivo te asusta.

Por que llorar
cuando alguien muere

y descansa,
si cuando está vivo
no te preocupa su vida.

Por que hablar mal de la muerte,
de la noche y su gente,
si es cuando amanece
que te enteras de los problemas que existen
y son los “vivos” los que te critican.

¡La luz es la que daña!
yo no conozco a nadie
que haya quedado ciego
por voltear a ver la luna,
ni a nadie que sea alérgico a ella.

Si sólo comprendieran que la muerte
es como la noche;
descansas, estás tranquilo
y nada te incomoda,
la vida es como el día
estás preocupado, con problemas
y sólo quieres que acabe el día…
“para que llegue la noche”

Yo soy de los que esperan la noche,
pero el día es muy largo
y no se cuánto tendré que esperar…
para poder dormir.




No hay comentarios: