domingo, 26 de agosto de 2007

REGRESO AL MUNDO LOCO

Bueno, ya estamos aquí otra vez. Después de unas mini-vacaciones, vuelvo para ver si el mundo ha cambiado; pero desgraciadamente, sigue tan loco como antes. Aquí va otra entrega más de esas noticias locas, con mis comentarios en tono de humor.

Y es que hay noticias para todos, hasta para vomitar. Porque eso fue lo que le ocurrió a un locutor de informativos de la cadena inglesa ITV de Newcastle; quien en mitad del informativo, y ante la sorpresa de sus compañeros, vomitó en una papelera. ¡Y es que hay noticias que dan ganas de vomitar! A lo mejor luego dijo eso de "Devolvemos la conexión".

Las siguientes noticias vienen de Estados Unidos, que ahí si que pasan cosas raras. Por ejemplo, ahí va la primera. Un hombre demandó a una floristería por dar a su mujer el recibo de un ramo que compró para su amante. El descuido lo tuvo una empleada de la floristería, que no tuvo en cuenta la orden que le dio este señor para que no enviase a su casa el recibo de la compra. La mujer, que actualmente se está divorciando del adúltero marido, recibió la nota que su esposo dedicó a la amante, que decía: "Solo quiero decirte que te quiero y que lo eres todo para mí". Acto seguido, la esposa llamó al establecimiento para solicitar que le enviasen por fax una copia del recibo de la compra y ahí pudo comprobar la identidad de la destinataria. Con esos datos en la mano, la mujer puso en evidencia a su marido, quien no tuvo más remedio que reconocer el desliz. Después de todo lo ocurrido, el hombre ha demandado a la floristería por no respetar la política de privacidad de sus clientes, y les ha pedido una indemnización de un millón de dólares por la angustia mental que le ha provocado el asunto, y por el aumento de la cantidad que le tendrá que pagar a su mujer en el divorcio, que ahora quiere la custodia total de sus hijos y una suma de 300.000 dólares. El portavoz de la floristería ha afirmado en un comunicado que la empresa "se hace cargo de forma seria de todos los asuntos relacionados" con sus clientes, aunque no se hace responsable de sus "conductas personales". A eso se llama echarle cara, y querer sacar tajada de su metedura de pata. Y ya puestos, la mujer le podía haber mandado un ramo de "capullos de rosa", por aquello de "dígaselo con flores".

La segunda noticia, también de Estados Unidos, trata de una mujer policía que fue detenida por conducir en estado de ebriedad por su esposo, que también desempeña la misma profesión. El incidente se produjo cuando Charlotte Moore, de 36 años, fue interceptada conduciendo ebria cuando regresaba de una recepción. La cosa se complicó cuando la mujer se negó a someterse al control de alcoholemia, por lo que su marido se vio en la obligación de forzarla a hacérselo. La tasa de alcohol en la sangre de Moore superó el límite autorizado, por lo que fue suspendida y se espera ahora una decisión de la justicia. Ya me imagino yo lo que le diría la mujer cuando le obligó a hacerle el control de alcoholemia, "déjate que llegues a casa, que te vas a enterar".

http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

1 comentario:

PICALCAN dijo...

No. La mujer policia recibió una ramo de flores que naturalmente hizo tragar a su "querido esposo" al grito "ota ve la pueba de alcol a la tonta"