viernes, 7 de septiembre de 2007

LOS NUEVOS USUREROS

Hace unos días nuestro compañero bloguero "Revertiano" insertó un post en el que Arturo Pérez Reverte hacía una crítica muy dura contra los bancos. Éste que comento ahora no se refiere precisamente a los bancos, sino a otras empresas que se dedican a engañar a la gente prometiendo un ahorro mediante la reunificación de sus deudas.


Aquí podemos ver un anuncio publicitario de una de estas empresas que prometen, reunificando las deudas, reducir los pagos mensuales a la mitad. Cuando los bancos ya no responden, las empresas de reunificación de deudas son las que aparecen como aves de rapiña. Todas ellas ofrecen ayudar a la persona endeudada a encontrar una entidad prestamista dispuesta a hacerse cargo de sus múltiples pagos a cambio de un único pago mensual, de importe más bajo. Para lograr que el pago mensual sea más reducido se suscribe un nuevo préstamo hipotecario con el plazo más largo posible o se amplía la hipoteca que ya se tiene. Como se diría antiguamente, nadie da duros a pesetas, y como os podéis imaginar, tiene truco. La magia que prometen se logra a base de importantes comisiones y gastos, entre ellos las comisiones de cancelación anticipada de deudas, las de apertura del nuevo préstamo y las de intermediación, que pueden oscilar entre el 1% y el 7%. Todas estas comisiones se añaden al nominal del nuevo préstamo; al final, el cliente consigue pagar menos cada mes, pero el ahorro no existe: se paga durante mucho más tiempo y muchos más intereses. Estas, en el mejor de los casos, son las que no engañan; pero en algunas de ellas los intermediarios persuadieron a sus víctimas de firmar créditos puente con prestamistas privados con los que saldar sus pagos más acuciantes antes de encontrar a una institución financiera con la que reunificar el total de sus deudas. Esa institución nunca llegó y las letras que tuvieron que firmar los ciudadanos, con intereses abusivos y plazos de devolución imposibles, terminaron constándoles una orden de embargo y en muchos casos sus propias casas.
Como muestra de algunos de los más de mil damnificados, muchos de los cuales han creado la Asociación AFINES para su defensa; está el caso de Antonio Soto, albañil de 34 años que fue desahuciado después de firmar una letra por 38.200 euros a pagar en seis meses a cambio de la cual los prestamistas liquidaron 18.000 euros de sus deudas, esto es, un interés de más del 200% anual; o el de Fernando Sojo, cuyo padre, Antonio Sojo, tuvo que suscribir una hipoteca para poder frenar el embargo de la casa de su hijo. Según los abogados, intentarán anular por la vía civil los intereses y lograr que sus defendidos sólo tengan que hacer frente al principal; basándose en que se puede estar ejerciendo la usura, actividad prohibida por una ley de 1908.
Debido a la presión de las asociaciones de usuarios y a la acción de otros agentes como el Defensor del Pueblo, el Gobierno está elaborando un Proyecto de Ley, aprobado en Consejo de Ministros, que será presentado a las Cortes en breve y que regulará tanto estas actividades como los de otros negocios también en auge, los créditos rápidos, concedidos también en algunos casos por entidades no sometidas a ningún tipo de supervisión.

http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

2 comentarios:

minero dijo...

Pues haber si toma medidas pronto el gobierno porque con la subida del euribor muchas familias hipotecadas caeran en estas trampas imposibles de hacer frente.

Revertiano dijo...

Mamoneeeeees