jueves, 7 de febrero de 2008

PRACTICA EL SEXO, PERO SEGURO

Es cierto que he tenido un poco desatendida esa sección en la que comentaba noticias curiosas que ocurrían en el mundo, pero es que me ha sido imposible hacerlo. Espero poneros al día enseguida, de momento, aquí van algunas de ellas. Y para la próxima semana, prometo novedades. Muuuuchas novedades. Por lo pronto, como decía aquella sexóloga que salía en la tele con orejas de "soplillo", "hablemos de sexo".


Una mujer muere electrocutada mientras hacía el amor con su esposo.


Una mujer murió electrocutada en el estado de Pensilvania (EE.UU.) cuando mantenía relaciones sexuales con su esposo, que utilizó un cable eléctrico para estimularla.


La pareja ya había utilizado en otras ocasiones la misma técnica de estimulación sexual, según relató Taylor a la policía. Lo que se dice relaciones muy "corrientes" no es que fueran, aunque fueran con su mujer. Además, el hombre mintió al principio al decir que su mujer sufrió la descarga mientras utilizaba un secador. Más bien digo yo que "la dejó seca". La policía descubrió quemaduras en el cuerpo del cadáver, por lo que Taylor confesó a los agentes que había conectado un cable eléctrico al cuerpo de su mujer y que, luego lo enchufó en una toma múltiple independiente, que encendía y apagaba a placer. Taylor, fue encarcelado el jueves 24 de enero al no depositar una fianza de 100.000 dólares por homicidio involuntario y conducta temeraria. El jefe de la policía municipal, David Sterner, relató que al parecer una de las descargas eléctricas ocasionó un ataque cardiaco a la mujer.



Identificado un violador por el código de barras tatuado en su pene.


El código de barras que tenía tatuado en su sexo ha llevado a los gendarmes franceses a identificar a un presunto violador y arrestarle en Perpiñán (Francia). El sospechoso, de 50 años, está acusado de haber violado en mayo pasado a una mujer de 43, que durante la agresión se fijó en el curioso detalle que finalmente ha permitido su detención. La víctima había memorizado además parte de la matrícula de la furgoneta con la que huyó. Los gendarmes identificaron a unos 30 propietarios de vehículos correspondientes a la descripción, que fueron convocados a la comisaría para someterlos a un interrogatorio y a un examen médico. El detenido, con antecedentes por robo y agresiones sexuales, se presentó el miércoles, ocho meses después de su citación. En el examen médico al que fue sometido apareció el código de barras. Vamos, que ese miembro con tanta raya, más que un pene parece un "peine".





Una curandera indonesia alarga penes a gusto del consumidor.


En casa de la mítica curandera Mak Erot, conocida en toda Indonesia por sus poderes sobrenaturales para alargar los órganos sexuales, tres penes de madera descansan sobre un tapiz de oración, dejando al visitante la elección del tamaño que desea conseguir. No se sabe si Mak Erot es nonagenaria o centenaria, ni si está viva o muerta. Lo más probable es que esta druida javanesa haya muerto hace años, pero su leyenda tiene tanta fuerza, en un archipiélago impregnado de magia negra, que muchos juran que vive. Cabe decir que esta mujer de rostro surcado por arrugas y enmarcado por un gorro tejido a mano, generó tal cantidad de discípulos, y le salieron tantos imitadores en Indonesia, que uno se pierde en una red de seudoexpertos. Para ir a la aldea de Caringin (suroeste de Java), la de Mak Erot, hay que salirse de una carretera en zigzag que bordea el océano Índico para tomar un sendero pedregoso.

Después de dos kilómetros de traqueteo en motocicleta, el visitante llega a una casa blanca. Como no podía ser de otra manera, la curandera está ausente. "Mak Erot se fue a abrir un despacho en Medan (norte de Sumatra)", afirma un joven que lleva puesto el tradicional bonete musulmán. "Sigue igual de bien. Todavía consigue caminar", cuenta. El anfitrión dice ser su nieto y heredar las facultades esotéricas de su abuela, célebre por su farmacopea de plantas raras. "Personas del mundo entero vienen aquí, de los países árabes, de
China, de Singapur, de Corea, de Malasia, de Taiwán", explica Haji Baban. "Quieren remedios contra la impotencia o la eyaculación precoz, piden un sexo más largo o un glande más grueso", agrega. La consulta con Haji Baban guarda cierto parecido con una misa negra. Sentado en penumbra, el paciente, vestido con traje, explica lo que quiere frente a unas varas de madera de varios diámetros de espesor y con forma de pene. En seguida cae el diagnóstico, en silencio. Este día el paciente está dotado de un falo "bastante mediano, menor que el de los alemanes". Se le propone una prolongación de seis centímetros. Para conseguirlo tendrá que comer y beber productos inexistentes en el supermercado durante diez días. La primera toma la hace allí mismo. Consiste en tres bayas amargas, que traga con corteza incluida, y una decocción amarronada. Un asistente le ofrece luego un tubo de bambú que contiene arroz pegajoso con leche de coco, un preparado que ha de engullir para evitar un terrible dolor genital, o eso le dicen. El candidato al largo pene promete seguir las instrucciones al pie de la letra y aplicarse cada día un aceite especial antes de acostarse, además de abstenerse de consumir plátanos verdes y de beber licor de corteza de limón. El tratamiento cotidiano le costará entre 70 y 100 dólares, una fortuna en Indonesia. Yo nunca he creído en los curanderos, porque por mucho que lo alargue, luego encoge. Si lo sabré yo.



Un grupo de artificieros es movilizado para desactivar un vibrador.


Estaba dentro de un paquete que sonaba sospechosamente. Fue localizado en un garaje de la ciudad sueca de Goteborg. Podría pertenecer a una empleada de una farmacia cercana. Un equipo de artificieros sueco
fue avisado para desactivar un paquete sospechoso pero no halló una bomba con temporizador sino un vibrador. Un empleado de limpieza alertó a la Policía después de encontrar un paquete en el garaje de un edificio de apartamentos en Goteborg, la segunda ciudad más grande de Suecia, dijo su portavoz Jan Strannegard. El paquete fue abierto con un equipo especial antibombas.
El bulto estaba vibrando y sonando sospechosamente, así que la Policía no se arriesgó y envió a un equipo de expertos en explosivos. Después de acordonar la zona, abrieron el paquete con un equipo especial antibombas, la sorpresa fue mayúscula cuando vieron lo que contenía, un simple vibrador a pilas. Las investigaciones de la Policía se centran ahora en dar con el dueño o la dueña del juguete sexual. Todo apunta a que puede ser una empleada de una farmacia cercana al lugar del hallazgo, según publica. ¡Si todo lo que no sea llevar el paquete encima, es tontería!.

http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: