miércoles, 26 de marzo de 2008

MANO DE SANTO

El 28 de diciembre del pasado año os dejé una muestra de anécdotas reales ocurridas en la consulta médica de algunos doctores que se ocuparon de recogerlas y publicarlas. Hoy quiero enseñaros algunas más que he encontrado por ahí, y que no dejan de sorprendernos. "Sujétense" a sus asientos, porque son para "mearse".

En Galicia requirieron la presencia del médico rural que ejercía en la zona de Villagarcía de Arosa (Pontevedra, Galicia). Varios familiares llegaron a la consulta del médico diciendo que la abuela "no atendía a razones" y "que estaba despistada y muy rara". Al llegar a la casa, la anciana estaba postrada en el suelo con los ojos abiertos como platos. El médico comprobó sus constantes vitales y confirmó a la familia que lo que le ocurría a la abuela era que había fallecido (muy plácidamente, eso sí). Seguramente murió, como le ocurre a muchísima gente, "de repente". Ya sabéis, muchas veces oímos en la tele o en la radio: "ha muerto de repente" ó "falleció de repente"; y sin embargo, nadie se ha ocupado de estudiar más sobre esta enfermedad desconocida: "Repente".
Esto ocurrió cuando un médico se encontraba de guardia en el tópico de cirugía. Alguien llamaba insistentemente desde la morgue pidiendo que acudiese algún médico. Como a esa hora la emergencia estaba saturada de pacientes, nadie dio importancia a dicha llamada (total, los "muertos" ya no necesitaban atención médica. En eso, el encargado de la morgue llegó ante los médicos y, desesperado, les dice: ¡¡ VENGAN PRONTO, PORQUE HAY UN CADÁVER QUE ESTÁ DESANGRÁNDOSE!! Como es de suponer, esto sólo provocó la risa de casi todos los presentes, pero como insistía tanto, decidieron averiguar qué era lo que ocurría. Para resumir, se trataba de una anciana que falleció en la UCI. Como esta paciente se dializaba, tenía su catéter para hemodiálisis en la yugular, el cual no fue retirado cuando murió, por lo que el encargado de la morgue sólo atinó a decir que se desangraba.
Esto ocurrió durante una guardia que transcurría tan agitada como siempre. Eran las dos de la madrugada y el médico de guardia se encontraba intentado descansar un poco, cuando de pronto, la obstetriz casi derriba la puerta a golpes: -¡¡¡Doctor, Doctor, atención por favor!!! Pero más que urgencia se notaba un cierto tono burlesco en su voz . "Caray, a estas horas de la madrugada debe ser algo muy urgente", pensó el médico, y así acudió al servicio de Obstetricia. Sólo había una pareja, muy tranquilos ambos, así que pensó que serían los familiares de alguien que se encontraba por allí. El médico los saludó y les hizo entrar al consultorio, preguntando dónde se encontraba la paciente. La obstetriz le contestó sonriendo que se encontraba fuera. -¿Los que están afuera? ... pues hágalos pasar --le dijo el médico-. A ver... cuénteme cuál es la emergencia -continuó el galeno-. El muchacho, avergonzado, le contestó: -Pues verá doctor, ¡¡se me perdió el condón!! El médico pensó que todavía estaba dormido y estaba soñando, pues no había entendido su respuesta. Entonces la chica, roja de vergüenza, le aclaró al médico: -Doctor, lo que ocurre es que estaba teniendo relaciones con mi novio y resulta que el condón se ha perdido en mi vagina... y no sé adónde irá ... ¿me van a operar? Entonces el médico hizo que se colocara en la camilla en posición y con ayuda de unas pinzas, logró extraer el bendito condón. Cuando iba a tirar el objeto extraído, la pareja le pidió al doctor que no lo hiciera, que querían llevárselo de recuerdo. El diagnóstico que anotó el médico en aquella ocasión fue: "Extracción de condón en cavidad vaginal". Porque tiene "migas", pero se ve que los médicos tienen que emitir un diagnóstico.


http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: