miércoles, 30 de abril de 2008

AUTOGOLES CON ARTE

Las madres, esos sufridos seres que son blanco de la ira de muchos aficionados al fútbol. Primero están las madres de los árbitros y jueces de línea. Luego, la madre del portero, cuando tiene un clamoroso fallo. Y después también están, las madres de los defensas, delanteros, etc. cuando su error se convierte en gol del contrario o en un gol que no se materializó cuando todo hacía pensar que así sería.
Los tres vídeos que podéis ver son una buena muestra de ello. Primero podéis ver lo que le hizo el defensa eslovaco Jan Durita a su portero del equipo húngaro del Fehérvár en el partido de vuelta de la Copa de Hungría. Se enfrentaban el Debrecen y el Fehérvár, y después de un 2 a 1 en el partido de ida a favor del Fehérvár; en la vuelta se dio idéntico resultado, pero a favor del Debrecen, por lo que tuvieron que ir a la prórroga. En esa fase del partido, el árbitro señaló un penalti a favor del Debrecen, y el resto no os lo cuento para que lo veáis vosotr@s mism@s.







En competencia con el anterior gol, está éste que le coló Djimi Traore a su portero en el año 2005. Todo un lujo de gol.








Y para no echar la culpa sólo a los defensas, este otro ejemplo de portero torpe en la liga japonesa. El nombre del portero bien podría ser “Melometo Yosolo”. Como este, ha habido muchos, incluso en la liga española. ¡Qué culpa tienen las madres, pobres!.









http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

1 comentario:

Versi dijo...

Muy buena recopilación, los vídeos a cada cual peor, aunque sin duda el último se lleva la palma, lo peor es que parece que al equipo no le sorprende esa actuación del portero!