lunes, 26 de mayo de 2008

PALABRAS POLISÉMICAS

Al hilo de lo que publicó "Revertiano" en su blog el pasado 17 de mayo, retomo mi sección de Juegos de Palabras, que tanto os gustaba, y os dejo con algunas frases y palabras polisémicas.

Dependiendo del género, las palabras polisémicas pueden tener significado diferente. He aquí algunos ejemplos.

El capital (dinero), y la capital (ciudad).
El cólera (enfermedad), y la cólera (gran enfado).
El cometa (astro), y la cometa (juguete).
El corte (de cortar), y la corte (de un rey).
El cura (sacerdote), y la cura (acción de curar).
El frente (en una guerra), y la frente (en la cara).
El guardia (persona que guarda o custodia), y la guardia (conjunto de personas).
El orden (lugar, posición o colocación de algo), y la orden (precepto o ley).
El pendiente (la joya que se cuelga de las orejas), y la pendiente (una cuesta).
El trompeta (músico), y la trompeta (instrumento).
El vocal (de una asociación, tribunal, etc.), y la vocal (letra).


También la tilde o acento ortográfico puede cambiar el significado de las palabras.

Adultero (del verbo adulterar), y adúltero (el que comete adulterio).
Amo (dueño), y amó (de amar).
Célebre (famoso), celebre (subjuntivo del verbo celebrar), y celebré (pasado del mismo verbo).
Anima (del verbo animar), y ánima (alma).
Articulo (del verbo articular), y artículo (periodístico o del lenguaje).
Buque (Navío), y buqué (aroma del vino).
Cántara (vasija), y cantará (de cantar).
Cornea (de cornear), y córnea (del ojo).
Hábito (costumbre), y habito (de habitar).
Hacia (preposición), y hacía (de hacer).
Lástima (pena), y lastima (de lastimar).
Mascara (de mascar), y máscara (careta, disfraz).
Media (prenda femenina), y medía (de medir).
Revolver (menear, remover), y revólver (arma de fuego).
Rotula (de rotular), y rótula (hueso de la rodilla).
Sabana (llanura tropical), y sábana (tela para la cama).
Seria (formal, circunspecta), y sería (de ser).
Título (diploma), y tituló (de titular).
Tomate (verdura), y tómate (de tomar).
Ultimo (de ultimar), y último (postrero).

¿Vienes, vienés?
Tómate el tomate.
Domino el dominó.
El topo topó.
¿Cabrá la cabra?
Tenía tenia.


A la figura retórica de repetir una o más palabras polisémicas con dos sentidos semánticos diferentes, se le llama "Antanaclasis", y eso es lo quiero mostraros a continuación.

Ayer discutí con el camarero.
¿Por qué?, ¿cuándo?, ¿cómo?
Porque cuando como
me gusta que me traten con esmero.

El amor es una locura que sólo la cura el cura,
y cuando el cura la cura comete una gran locura.

¿Usted no nada nada?
Es que no traje traje, porque me lo guarda el guarda.

El vino vino, pero el vino no vino vino.
El vino vino vinagre.

Con dos tragos del que suelo
llamar yo néctar divino,
y a quien otros llaman vino
porque nos vino del cielo, ...

(Baltasar del Alcázar)

Llama a la llama Llama
que Llama es como se llama.


Cuando lo que se pretende es utilizar las palabras polisémicas para conseguir expresiones con doble sentido o sentido ambiguo, estamos hablando de una figura retórica llamada "Anfibología". Estas que os pongo a continuación son un buen ejemplo de ellas.

Los diez años de mi vida
los he vivido hacia atrás;
con más grillos que el verano,
cadenas que el Escorial;
más alcaides he tenido
que el castillo de Milán,
más guardas que el monumento,
más yerros que el Alcorán,
más sentencias que el derecho,
más causas que el no pagar.

(Quevedo)

Salió de la cárcel con tanta honra,
que le acompañaron doscientos cardenales;
salvo que a ninguno llamaban eminencia.

(Quevedo)


Posiblemente, Quevedo se refiriera en estas dos anfibologías a la época que pasó en la cárcel; cuando un día de diciembre de 1639 fuera recluido en un calabozo de un convento de León, del que no saldría hasta tres años y medio después, el 7 de junio de 1643. Cuentan que su encarcelamiento se debió a un memorial contra el conde Duque de Olivares, entregado a Felipe IV bajo una servilleta en palacio. Tan mal lo pasó allí, que escribió: "Fui traído en el rigor del invierno, sin capa y sin camisa, de sesenta y un años, a este Convento Real de San Marcos, donde he estado todo este tiempo en rigurosísima prisión, enfermo de tres heridas, que con los fríos y la vecindad de un río que tengo por cabecera, se me han cancerado, y por falta de cirujano, no sin piedad, me las han visto cauterizar con mis manos; tan pobre que de limosna me han abrigado y entretenido la vida. El horror de mis trabajos ha espantado a todos". Quevedo murió en 1645, seguramente por las secuelas que le dejo su paso por esta prisión.

No soy culpable declaro
del suicidio de Romate
pues con su pistola, ¡claro!
me dijo: yo me disparo,
y le grité: ¡disparate!

Que paren las mulas, gritaba Ana Rosa,
Que paren las mulas, en el cambiavía.
Y dice un borracho con voz misteriosa:
Las mulas no paren, no sea mentirosa,
Las mulas no paren, que siga el tranvía!

Mellizas son Casta y Rosa,
mas al irle a preguntar
a la madre que es muy basta,
cuál de las dos era Casta,
me quiso descuartizar.


http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

1 comentario:

lotto dijo...

If im in the situation of the owner of this blog. I dont know how to post this kind of topic. he has a nice idea.