domingo, 15 de junio de 2008

DE CONDENAS Y SENTENCIAS ERRONEAS

Hay gente que merece ser condenada por hacer ciertas cosas y echarle cara encima, y tristemente hay gente que fue condenada sin ser culpable de lo que se le acusó. De eso van nuestras noticias curiosas de hoy, de condenas curiosas y sentencias erróneas.

PRISION INCONDICIONAL PARA UN FALSO DISCAPACITADO SORPRENDIDO ARBITRANDO

Un británico de 49 años, ex alcalde de una pequeña localidad del País de Gales fue sorprendido arbitrando un partido de fútbol cuando percibía un subsidio por minusvalía motriz. Fue condenado a cuatro meses de prisión condicional y 200 horas de trabajos para la comunidad.

Keith McNiffe, que así se llama el arbitro defraudador, reconoció haber percibido ilegalmente 9.233 libras (11.610 euros) de prestaciones por su incapacidad para andar entre julio de 2005 y mayo de 2007, ya que no había informado a las autoridades británicas de la mejora de su estado de salud. Al mismo tiempo, había arbitrado 67 partidos de fútbol.
Y luego se quejan los árbitros de los jugadores que fingen un penalti, ¡qué mal ejemplo!. Yo hubiera añadido a la condena tarjeta roja y un año sin volver a arbitrar.

LIBRE TRAS 27 AÑOS EN LA CARCEL POR UN CRIMEN QUE NO COMETIO

James Lee Woodard levantó los brazos en señal de triunfo al salir del tribunal de Dallas, después de permanecer en la cárcel 27 años por un crimen que no había cometido. Liberado gracias a los esfuerzos de una organización legal que se dedica reexaminar condenas poco claras, su caso, el segundo en algo más de diez días, ha vuelto a cuestionar la fiabilidad de la justicia de Texas.
Woodard es el decimoctavo convicto desde 2001 en ser liberado en el condado de Dallas, después de que posteriores tests de ADN recusaran la sentencia inicial. El alto número se debe tanto a la dureza de los jueces como al hecho de que sus laboratorios criminales conservan las pruebas durante años, al contrario de otros estados que las tiran y por tanto imposibilitan cualquier revisión.

Woodard ha pasado más de la mitad de su vida tras las rejas. Tenía 18 años cuando fue detenido en julio de 1981 acusado de violar y asesinar a su novia. Basándose en las declaraciones de dos testigos (uno de ellos se retractó tras la sentencia) fue condenado pese a clamar su inocencia.
Tras años de apelaciones fallidas, Woodard se puso en contacto con The Innocence Project (Proyecto Inocencia), una organización legal basada en Nueva York que se dedica a reevaluar las pruebas de este tipo de casos desesperados, recurriendo a métodos científicos que no se usaron o no estaban disponibles en su momento, y denunciar los errores del sistema. En este caso los restos de semen encontrados en el cadáver de la joven no coincidían con los de Woodard.
El pasado martes el juez de Dallas Mark Stoltzk, liberó finalmente al convicto, disculpándose: "No hay palabras para expresar lo trágico de su historia". Al salir de la sala Woodard declaró: "Lo primero que voy a hacer es respirar aire libre y fresco".
Algo parecido dijo el pasado 16 de abril, Thomas McGowan, que también gracias al Proyecto Inocencia, fue liberado tras pasar 23 años en la cárcel, acusado erróneamente de violar y robar a una mujer en su casa en 1985. En este caso el veredicto se apoyó en el testimonio de la víctima que, presionada por la policía, creyó reconocer al acusado en unas fotos. Los abogados demostraron que los agentes habían influido en el proceso de identificación, pese a no tener pruebas.
McGowan, que ahora tiene 49 años, aliviado por dejar atrás "su infierno", aseguró no guardar rencor contra la mujer que le metió en la cárcel. "Sé que Dios perdona. Así que yo perdono también. No me toca a mí tener ira y rencor. Me siento bien. Se han acabado las malas noticias".
"Se ha perdido toda su vida", dijo su hermana Doris al conocer la noticia de la liberación, "no se ha casado, no tiene hijos".
A la vista de dos casos tan seguidos y tan desmedidos, responsables judiciales de Texas, fiscales, abogados, y algunos de los exonerados, alentados por el Proyecto Inocencia, se reunirán la semana que viene, para analizar las deficiencias de su sistema judicial.
"Hemos alcanzado un momento clave en las condenas erróneas en Texas. Nadie puede dudar ahora de que hay un problema y vamos a reunirnos para intentar resolverlo", dijo el senador local, Rodney Ellis, uno de los padrinos de la idea.
¡Mira que si algún les da por revisar lo del recuento de votos de Florida! Lo que más gracia me hace es las disculpas de los jueces, como si con eso se pudiera reparar todo el daño y toda una vida desperdiciada.

UN JUEZ BELGA CONDENO A UN MUERTO A OCHO MESES DE PRISION

Claro que esos errores no tienen nada que envidiarle al que cometieron en Bélgica. Allí, Joey Van den Broeck, de veintiún años de edad, había sido acusado de atacar a su novia y resistirse al arresto. Posteriormente tuvo la mala suerte de morirse en un hospital de la localidad de Antwerp después de sufrir un accidente de coche.

Según explicó un portavoz de la corte de Antwerp "desafortunadamente el sujeto desobedeció la citación a declarar después de haber golpeado a su novia". De esa forma el caso continuó sumándole a los cargos antedichos la presunción de culpabilidad que deriva de la negativa a presentarse a declarar, sin saber que las razones de la ausencia eran de bastante peso. De peso muerto, más bien. Finalmente, en ausencia del acusado (obviamente), el juez lo condenó a ocho meses de prisión.
Ahora falta saber que van a hacer; si van a sacar su ataud para meterlo entre rejas, o lo meten en un panteón de esos con rejas o le darán permiso de fin semana por buen comportamiento.

CONDENADO A COMPRAR A SU ESPOSA 124.000 ROSAS ROJAS POR AVARO

Y para condenas curiosas, la que ha logrado una mujer en Irán. Allí, la citada mujer ha logrado que un tribunal condene a su esposo a comprarle 124.000 rosas rojas, que cuestan el equivalente a unos 133.000 euros. La mujer le denunció porque, según ella, estaba harta de soportar su tacañería después de diez años de matrimonio. "Nos casamos hace diez años, pero muy pronto me di cuenta de que Shahin era un avaro. Cuando vamos a un restaurante, incluso se niega a pagarme el café", explica Hengameh. Por eso, decidió reclamar su dote para castigarle. Pero en forma de 124.000 rosas.

El hombre alegó ante el tribunal que sólo puede comprar cinco flores por día y acusó de encizañar el asunto a las amistades de su esposa. "Sus amigas millonarias son las que le han metido esa idea en la cabeza", dijo Shahin, a quien el tribunal ha requisado un apartamento valorado en 600 millones de riales (unos 42.600 euros) mientras no compre las 124.000 rosas.
Según la ley iraní, una mujer puede reclamar su dote durante el matrimonio y el marido está obligado a entregársela. En los últimos años, muchas iraníes han exigido dotes astronómicas para ese país, de hasta cientos de miles de euros.
Resultan curiosas estas setencias en un país que, según tengo entendido, suelen tener razonamientos machistas y las mujeres apenas tienen privilegios. Enhorabuena por estos pequeños logros que seguro son el inicio de una sociedad más justa e igualitaria.

UN DIARIO INDEMNIZARA A SUS LECTORES POR UNA RECETA EXPLOSIVA

La empresa Copesa fue sentenciada a indemnizar con 250.000 dólares a un grupo de lectores de La Tercera, uno de los mayores diarios de Chile, que resultaron quemados al preparar una receta de churros publicada en uno de sus suplementos, porque los churros explotaban al freírlos.

Conocido en la opinión pública como el caso de "los churros explosivos", el incidente dejó a 14 personas heridas en el rostro, brazos y tórax hace cuatro años, cuando a los incautos cocineros les explotó la masa de los churros mientras la freían.
Un tribunal local de Santiago condenó el jueves a Copesa, al estimar que el diario no incluyó las precauciones médicas necesarias en la traicionera receta publicada en su revista semanal Mujer. La cifra de indemnización será repartida entre los afectados con montos que dependerán de la gravedad de las heridas de cada uno.
La compañía periodística pidió en su momento disculpas a sus lectores y ahora puede apelar el fallo. ¡Para que te fies de lo que regalan en las revistas y periódicos! Ya me imagino yo si encima alguno invitó a su suegra a churros.


http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

1 comentario:

PICALCAN dijo...

Ciriosamente antes de arbitro y de inválido había sido alcalde. Allí aprendió a mentir.