viernes, 27 de junio de 2008

LA MALDICION DE LOS CUARTOS

Si anteriormente habéis leído algunas curiosidades que he publicado, como las coincidencias del 11-S, o el número 23 y sus primos; hoy quiero que echéis un vistazo a algunos datos curiosos sobre nuestra selección y esa llamada “maldición de los cuartos”.
Para empezar, enhorabuena a nuestra selección por su buen papel y por haber llegado a la final después de tantos años. Vamos a analizar de dónde puede venir esta maldición. Resulta que la primera Eurocopa no se jugaba como ahora, en una Sede, sino a doble partido. Teníamos un equipo muy bueno con el que apabullamos a los polacos en octavos, pero después, el destino quiso que nos tocara la antigua U.R.S.S.; y el régimen franquista que gobernaba España consideró al equipo ruso “non grato”, por lo que propuso a la UEFA algunas alternativas, como jugar los dos partidos en Moscú, jugar el partido de vuelta en campo neutral, o disputar ambos en una ciudad elegida por la URSS. La UEFA dejó la decisión en manos de la Federación Soviética, que no accedió a las pretensiones españolas al considerar inoportuno que se mezclasen política y deporte. Finalmente, España recibió una pequeña multa por negarse a jugar y la URSS se clasificó directamente para semifinales. Después, los soviéticos se proclamarían campeones en el Parque de los Príncipes ante Yugoslavia con el mítico Lev Yashin, la “Araña Negra”, en la portería.
En 1964, tras eliminar a Rumanía, Irlanda del Norte y Eire, la UEFA adjudicó a España la organización de la fase final de la segunda Eurocopa.
España se mediría a Hungría en Madrid y la URSS, vigente campeona, a Dinamarca en Barcelona. Chus Pereda adelantó al conjunto dirigido por Pepe Villalonga en la primera parte, pero el húngaro Nagy firmó las tablas a pocos minutos para el final provocar la prórroga. En el tiempo suplementario, Amancio conseguía el gol que nos daba el pase a la final. La final se disputó ante la URSS el 21 de junio de 1964 en el Santiago Bernabéu. El partido comenzó frenético. A los cinco minutos, Pereda adelantó a España. A los ocho, Jusainov igualó la contienda. El empate se mantuvo hasta que, en el 84, llegó la jugada más importante de la historia del fútbol español. Según narra la RFEF en sus archivos, "Rivilla intercepta un pase de Ivainov a Jusainov y emprende carrera por la banda derecha. Ante la salida de un rival avanza en paralelo a la banda sobre Pereda y éste, frente a Mudrik, lanza un centro muy fuerte y a dos palmos del suelo. Parece un balón imposible de dominar pero Marcelino hace un escorzo en el aire, gira el cuello y conecta un cabezazo preciso y durísimo que cuela el esférico junto a la base del poste izquierdo de Yashin.
Después de esa hazaña, parece que nos persiguió la maldición del 4, como pasaré a contaros a continuación. En 1968 España fracasó en el intento de revalidar su título de campeón europeo al quedar fuera de la fase final a manos de Inglaterra en cuartos, tras superar la fase de grupos gracias a un triunfo inesperado de Irlanda frente a Checoslovaquia. En 1972 España no pasó de la primera fase tras quedar segunda de grupo por detrás de la URSS y por delante de Irlanda del Norte y Chipre. En el 76, España consiguió superar la fase de grupos por delante de Rumanía, Dinamarca y Escocia pero no pudo con Alemania en cuartos de final. En 1980 España sacó su billete para la Eurocopa tras dejar por el camino a Yugoslavia, Rumanía y Chipre pero no dio la talla en la cita italiana en un grupo complicado en el que quedó emparejado con Bélgica, Inglaterra e Italia. La selección comenzó bien con un empate sin goles ante los anfitriones, pero dos derrotas por 2-1 ante ingleses y belgas mandaron a casa a los de Kubala antes de tiempo.
En 1984, estuvimos a punto de ganar la final ante Francia. Después de pasar a la fase final con el mítico 12-1 a Malta en el Villamartín; comenzó ésta empatando frente a Rumanía y Portugal,
lo cual obligó a los españoles a ganar a Alemania, a la que vencieron in extremis en el minuto 90 con el famoso gol de Maceda. En semifinales, la tanda de penaltis ante Dinamarca cayó de lado español tras concluir el partido con empate a uno. Y en la final, caímos derrotados ante la anfitriona Francia tras el error histórico de Arconada en un libre directo lanzado por Platini que se coló por debajo del cuerpo del guardameta de la Real Sociedad.
Cuatro años más tarde, en Alemania, España cayó en la primera fase en la que quedó tercera. En 1992, fue la única vez que no estuvimos en la fase final al perder frente a Checoslovaquia, Francia (dos veces) e Islandia. Curiosamente, el partido ante Albania no se llegó a disputar nunca al estar ya eliminados.


En 1996 volvimos a la fase final, y esta vez fue la anfitriona, Inglaterra, la que nos dejó fuera en cuartos, y en la tanda de penaltis. No sirvió de nada el buen papel hecho en la primera fase ante Bulgaria, Francia y Rumanía. Algo parecido ocurrió en el 2000; en el que, después de una
heroica remontada ante Serbia, con gol de Alfonso en el minuto 95, fuimos eliminados otra vez en cuartos tras el error de Raúl ante Francia desde los once metros.
En la anterior cita europea, en el 2004, fueron otra vez los anfitriones, Portugal, los que nos dejaron fuera en el último partido de la primera fase con un gol de Nuno Gomes. La victoria ante Rusia y el empate ante Grecia, futuro campeón de Europa, no sirvieron para alcanzar ni siquiera los cuartos de final.
Y aquí comienza nuestra curiosidad sobre el cuatro. Para empezar, la cadena que está retransmitiendo la Eurocopa es Cuatro. Nuestro grupo en la primera fase era el D, o sea el . Nuestro primer partido, frente a Rusia, acabó con 4 a 1. El máximo goleador de la Eurocopa hasta ahora, David Villa, lleva 4 goles. El partido de Italia fue decisivo, pues rompimos esa maldición de cuartos, en la que siempre que jugábamos el 22 de junio (2+2=4), caíamos eliminados de penalti fallado o en la tanda de penaltis. Recordemos la eliminatoria frente a Francia en el 96, con un penalti fallado por Raúl (4 letras); o las eliminatorias del mundial frente a Bélgica en el mundial de México del 86, en el que caímos en la tanda de penaltis frente a Bélgica, a pesar de transformar 4 penaltis, porque Eloy (4 letras) falló el que tiró, y la del mundial de Corea en 2002, en la que caímos eliminados en cuartos frente a la anfitriona en la tanda de penaltis. Como decía, el partido de Italia, disputado el fatídico(ya no) 22 de junio fue decisivo en esta Eurocopa, ya que eliminamos a Italia con el penalti que supuso el 4 a 2. Además, Italia pasó la primera fase con 4 puntos. En el épico partido de ayer, ganamos a Rusia, que logró su pase en la primera fase con 4 goles a favor y 4 goles en contra. Además de todo esto, nuestra camiseta (roja) tiene 4 letras, y hace 44 años que ganamos la primera y única Eurocopa. Según todo este estudio que he hecho, y basándome en el cuadro numerológico (que podéis ver a continuación) que utilice en el post del 18 de julio de 2007 titulado “Curioso Destino”, he deducido lo siguiente:



Partido contra Italia celebrado el 22 de junio:
ITALIA (9+2+1+3+9+1=25), sumado a la fecha del partido: 25+22+6= 53. 5 – 3 = 2. Dos son los penaltis que Italia materializó.
ESPAÑA (5+1+7+1+5+1=20). He utilizado el 5 para la ñ porque en los cuadros numerológicos no aparece la ñ. Sumado a la fecha del partido: 20+22+6= 48. 8 – 4 = 4. Cuatro fueron los penaltis que dieron el pase a la semifinal a España.

Partido contra Rusia celebrado el 26 de junio:
RUSIA (9+3+1+9+1=23), sumado a la fecha del partido: 23+26+6= 55. 5 – 5 = 0. Efectivamente, Rusia no consiguió ningún gol.
ESPAÑA (5+1+7+1+5+1=20). He utilizado el 5 para la ñ porque en los cuadros numerológicos no aparece la ñ. Sumado a la fecha del partido: 20+26+6= 52. 5 – 2 = 3. Tres fueron los goles que dieron la victoria a España y el pase a la final.

Vamos a ver ahora el partido contra Alemania, que se celebrará el 29 de junio:
ALEMANIA (1+3+5+4+1+5+9+1=29), Sumado a la fecha del partido: 29+29+6= 64. 6 – 4 = 2. Según esto, Alemania nos marcará dos goles.
ESPAÑA (5+1+7+1+5+1=20). He utilizado el 5 para la ñ porque en los cuadros numerológicos no aparece la ñ. Sumado a la fecha del partido: 20+29+6= 55. 5 – 5 = 0. O sea, que perdemos dos a cero. Chungo.
Vamos a hacer otro estudio para ver si nos sale que ganamos. Cojamos el primer partido que celebramos contra Rusia, el 10 de junio; y después, el último que celebraremos el 29 de junio.
Restemos el día del mes: 10 – 6 = 4, y cogiendo la cifra de las decenas del día, 1, tenemos 4 a 1, que fue el resultado. Si cogemos el día de la final, y sumamos sus cifras tenemos: 2+9=11, restado de 6, el mes, nos da 5. Como el primer número del día es 2, quedaremos 5 a 2.
Otra posibilidad es que sumemos los dígitos del día: 1+0=1, y restemos este resultado del número del mes: 6-1=5, que nos darían el número total de goles del primer partido contra Rusia. Según esto, el día de la final 29, 2+9=11, 1+1=2; restado del mes: 6 – 2 = 4; habría cuatro goles. Ojalá que sea un 4 a 0, o un 3 a 1. O incluso un empate a 2, y que ganemos en la tanda de penaltis (para romper la maldición de la tanda de penaltis, como hicimos con Italia).
Y dicho todo esto, que el domingo juguemos bien y tengamos suerte, porque también influye; y ganemos la tan ansiada Eurocopa que tantos años se nos ha resistido.


http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: