jueves, 17 de julio de 2008

PALABRAS QUE PERDURAN DURAN

Hoy vamos a ver un juego de palabras que utilizaron poetas como Quevedo, Lope de Vega, Rubén Darío (panvocálica), Juan de la Encina, Fray Luis de León o Sor Juana Inés de la Cruz. Son parejas de palabras que generalmente se utilizan en poesías, en las que la segunda palabra es la terminación de la primera, como si al pronunciar la primera palabra nos quedara la segunda, como ocurre cuando hablamos donde hay eco. Veamos algunos ejemplos.

El Soberano Gaspar
par es de la bella Elvira,
vira de amor más derecha,
hecha de sus armas mismas.


Sor Juana Inés de la Cruz

Sigamos con los místicos, aquí tenéis este soneto escrito por Fray Luis de León en las exequias de la reina Doña Ana de Austria, madre de Felipe III.

Mucho a la majestad sagrada agrada
que atienda a quien está al cuidado dado,
que es el reino de acá prestado estado
pues es al fin de la jornada nada;

la silla real por afamada amada,
el más sublime, el mas pintado hado
se ve en el sepulcro encarcelado, helado,
su gloria al fin desechada echada.

El que ve lo que acá se adquiere, quiere,
y cuando la mayor ventura tura
mire que a reina tal sotierra tierra.

Y si el que ojos hoy tuviere, viere,
pondrá oh mundo en tu locura cura,
pues el que fía en bien de tierra yerra.


Fray Luis de León

ECO Y YO
Rubén Darío

Eco, divina y desnuda
como diamante del agua,
mi musa estos versos fragua
y necesita tu ayuda,
pues sola, peligros teme.
-¡Heme!
-Tuve en momentos distantes,
antes,
que amar los dulces cabellos
bellos
de la ilusión que primera
era
en mi alcázar andaluz,
luz;
en mi palacio de moro,
oro;
en mi mansión dolorosa,
rosa,
Se apagó como una estrella
ella.
Deja, pues, que me contriste.
-¡Triste!
¡Se fue el instante oportuno!
-¡Tuno!...
- ¿Por qué, si era yo suave
ave,
que sobre el haz de tierra
yerra
y el reposo de la rama
ama?
Guióme por varios senderos
Eros,
mas no se portó bien
en
esquivarme los risueños
sueños,
que hubiera dado a mi vida
ida,
menos crueles mordeduras
duras.
Mas hoy el duelo aún me acosa.
-¡Osa!
-¡Osar, si el dolor revuela!
-¡Vuela!
-Tu voz ya no me convence.
-Vence.
-¡La suerte errar me demanda!
-Anda.
-Mas de ilusión las simientes...
-¡Mientes!
-¿Y ante la desesperanza?
-Esperanza.
Y hacia el vasto porvenir
ir.
-Tu acento es bravo, aunque seco,
eco.
Sigo, pues, mi rumbo, errante,
ante
los ojos de las rosadas
hadas.
Gusté de Amor hidromieles
mieles;
probé de Horacio divino,
vino;
entretejí en mis delirios
lirios.
Lo fatal con sus ardientes
dientes
apretó mi conmovida
vida;
mas me libró en toda parte
arte.
Lista está a partir mi barca,
arca
do va mi gala suprema.
-Rema.
-Un blando mar se consigue.
-Sigue.
-La aurora rosas reparte.
-¡Parte!
¡Y a la ola que te admira
mira,
y a la sirena que encanta
canta!


Ahora una más corta de Lope de Vega.

Peligro tiene el más probado. Vado
quien no teme que el mal le impida. Pida,
mientras la suerte le convida. Vida,
y goce el bien tan sin cuidado. Dado.


Y esta otra, de Juan de la Encina.

Aunque yo triste me seco
Eco
Retumba por mar y tierra.
Yerra
Que a todo el mundo importuna.
Una
Es la causa sola dello.
Ello
Sonara siempre jamás.
Más
Adondequiera que voy
Hoy
Hallo mi dolor delante.
Ante
Va con la quexa crüel,
Él
Dando a la amorosa fragua
Agua.


Juan de la Encina

Y por último, una pequeña aportación mía (perdonad si no es muy buena):

En este episodio,
odio porque lo que legitima,
tima y hace que me deprima,
rima con rima absurda,
urda palabras sin sentimiento,
miento desde este asiento, siento.


http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: