jueves, 26 de febrero de 2009

TU TAMBIEN PUEDES SER UN GRAN ORADOR

Pues sí, aunque creas que no es posible porque te da miedo enfrentarte al público; con el cuadro que puedes ver a continuación, tú mismo podrás hablar horas y horas sin decir nada en claro (como hacen los políticos), y todos te mirarán con la boca abierta (puede que hasta de aburrimiento o sueño, eso si no se han dormido ya).
Lee una cualquiera de las frases de la columna 1, seguida de otra cualquiera de las frases de la columna 2, a continuación otra cualquiera de la columna 3, y otra cualquiera de la columna 4.
Sigue tu discurso escogiendo otra frase de la columna 1, más otra de la columna 2, más otra de la columna 3, más otra de la columna 4, y así sucesivamente hasta la eternidad. No hace falta que las frases sean de una misma línea. Cuantas más variaciones hagas, más importante parecerá lo que dices.
Al final todos te aplaudirán, y seguro que nadie te preguntará por lo que has dicho, porque tampoco se habrán enterado de nada. ¡Ah, se me olvidaba!; como seguramente no leeréis bien las letras del cuadro, os aconsejo que pulséis encima del mismo para verlo más grande.




http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: