martes, 10 de marzo de 2009

LA IRONIA DE RENÉ MALTÊTE

Es sorprendente la ironía que plasma en sus fotos este artista francés. Desde que lo descubrí, me convertí un fan de este genial fotógrafo y por eso hoy, le dedico otro post con fotografías suyas.

Este granjero más que entrar la paja en el pajar, parece que estuviera alimentándolo; pues el edificio donde la está metiendo, recuerda una cara con ojos, nariz y una gran boca (la puerta principal).


Este excursionista fue pillado "in fraganti"; y es que, a quién no le han entrado unas irrefrenables ganas de orinar al ver cascadas así.


El abrazo de este hombre calvo se convierte en una inexistente peluca, que más la quisiera para él.


Seguramente este bañista no estaba pidiendo socorro, sino que se estaba dando un chapuzón y se sumergió para después aparecer dentro del salvavidas.


Este orondo señor que nos recuerda a Hitchcock, parece una mujer con un gran camisón. Si no fuera por la pipa, claro.


Ni que decir tiene que el copiloto que saca el brazo escayalado, era el mismo que iba en ese asiento cuando sufrió ese tremendo golpe en el lateral.


Este mono colgado parece cobrar vida al simular abrazar al atractivo camisón que tiene al lado.


Sentado frente al espejo, este solitario jugador de ajedrez parece estar desafiándose a sí mismo.


Una familia mal combinada. Siempre se ha dicho que no está bien mezclar rayas y cuadros; y si además mezclamos rayas horizontales con rayas verticales y con cuadros, resulta fatal.


Este sol en el horizonte parece haberle colado un gol por la escuadra al portero de turno.


Y este niño parece buscar algo que creía perdido. Se ve que el agua estaba muy fría.



http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: