martes, 24 de marzo de 2009

LA ULTIMA SONRISA

Viendo estas lápidas y estos epitafios, no puede negarse que los difuntos que yacen detrás o debajo de ellas y sus familiares tienen un gran sentido del humor. Porque para tener sentido del humor hay que saber reirse de uno mismo. Incluso estando muerto.

Ya, ya; si nadie quiere irse de aquí, pero es que...


¿Pero es que este señor no tenía nombre?. Se ve que no les dejó herencia a la familia.


No está mal recordárselo a los que se quedan, que luego se lían con cualquier "pelandrusca".


Aquí tengo mis dudas. No sé si es la expresión del que se ha muerto porque le parece maravilloso ese mundo, o porque los que se quedaron están en la gloria sin él.


Si señor, eso es tomarse las cosas con humor.


Este difunto se ve que sólo dejó hijos en este mundo.


Y no me diréis que no queda hortera en la tumba esta foto de la excavadora.


Otro que no sabemos se estaba deseando morirse o era la familia la que esperaba el fatal desenlace.


Y esta, la mejor para mí. Con su toque de ironía.




http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: