lunes, 11 de mayo de 2009

SEÑALES Y CARTELES CONTRADICTORIOS Y ACLARATORIOS

A veces, cuando hay muchas señales o carteles, en lugar de ayudar al conductor o viandante, terminan confundiéndolo más. Otras veces ocurre al contrario, que hay señales o carteles que son demasiado explícitos y resultan bastante claros a la hora de advertir o informar de algo. Las siguientes señales y carteles son una muestra de lo que os estoy hablando.

Por ejemplo, aquí podemos ver como una señal nos obliga a dirigirnos a la derecha, mientras que otra nos prohíbe el acceso en esa dirección.


Resulta evidente que si la calle está cortada, nadie acceda a ella a no ser que sea un vecino que por motivos personales lo haga; por lo que se podrían haber ahorrado la señal de prohibido el paso.


Esta señal resulta incomprensible, a no ser que sea para naves espaciales, helicópteros o algo así. "Prohibido estacionar doscientos diez metros hacia arriba". ¡Si es que hay gente que aparca de cualquier manera!.


Este cartel resulta bastante explícito. Nos advierte que si bebemos y conducimos podemos acabar en la cárcel, en el hospital o en el tanatorio.


Cuando se trata de señalarnos los lugares de ocio, agradecemos que se nos expliquen tan bien como en este cartel.


Los patitos también tienen derecho a su protección cuando cruzan la calle.


Este incauto no vio la señal que le indicaba que podía caerte una flecha en todo el pecho.


Más claro el agua. Claro que la "han cagado" al haberse comido la "h" intercalada de prohibido.


Lo del momentito es muy conocido, y a veces se alarga y entorpece la circulación de otros vehículos, por eso lo señalan bien clarito: "No hay momentitos".


Este obeso conductor se ve que ha tenido algún problema después de aparcar y bajarse de su coche. Cuando aparquemos, debemos pensar también en las personas que no tienen el mismo espacio que nosotros para moverse.




http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: