jueves, 18 de junio de 2009

¡QUE PAREN LA GUERRA, QUE VOY A ECHAR UNA SIESTA!

Esta podría ser la frase de un monólogo del desaparecido humorista Gila; pero viendo las siguientes fotos, parece que es así, que han hecho un alto en la guerra para descansar.

Seguramente dentro de los tanques haría mucha calor como para dormir dentro, pero el suelo no es el lugar más adecuado para descansar.


Otra cosa es que cojas una pala, y te hagas la "cama" a tu gusto.


Y para los que no les gustan las camas de agua, siempre pueden utilizar este modelo.


A este el polvo no le impide echar una cabezadita. A mi me ocurre al revés, el polvo me quita el sueño.


La hora de la instrucción es un momento ideal para reposar en brazos de Morfeo. ¡Si es que después de comer, no hay quien aguante!.


También hay que tener cuidado dónde te duermes, que siempre está el amigo gracioso que te "tunea" y te echa fotos.


Cualquier cosa puede valer para descansar, hasta la propia arma...


... aunque el paracaídas es más blandito.


Y los hay que hasta se duermen en lo alto de una rueda.


Claro que como la cama tradicional, ninguna cosa. Eso sí, cuidado si padeces de vértigo.


Y como suele ocurrir en el ejército, están los que se "escaquean" y se creen que pueden pasar desapercibidos.




http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: