jueves, 16 de julio de 2009

PARTICIPIOS ACTIVOS

Soy respetuoso con el sexo en el lenguaje, y no seáis mal pensad@s, no me refiero al sexo oral. Me refiero a utilizar las palabras que siempre hemos usado como genéricas para ambos sexos, cambiando la “o” por “a”. Sé que a muchas mujeres les molesta esto, y como no cuesta trabajo hacerlo, pues utilicemos el lenguaje para no ofender a nadie (o para que nadie se sienta ofendid@). Si esto sirve para que cada vez haya más igualdad, pues bienvenidos los cambios (o bienvenidas las modificaciones), y a ver si es verdad que algún día valoramos a las mujeres por sus cualidades, que en muchas nos superan a los hombres. Con este post de hoy, que es fruto de un correo que me llegó hace unos días; quiero que algunas personas reflexionen en estas cosas del lenguaje, y que no se les “vaya la pinza” intentando cambiar palabras que “atentan” a la gramática. De verdad que cuando leí el final del texto, pensé en lo ridículo y feo que suena “dentisto”, “policío” o “taxisto”; porque parece cosa de “machistos”, ¿verdad?. Por cierto, cuando escribía estas palabras (y otras como “estudianta” o “dirigenta”), el corrector del Word me las corregía. ¿Será que el que hizo el programa era un hombre?.

Por un LENGUAJE INCLUSIVO pero CORRECTO. Besos a todos los "ENTES"
LECCIÓN DE GRAMÁTICA

¿PRESIDENTE o PRESIDENTA?

En español existen los participios activos como derivados de los tiempos verbales.
El participio activo del verbo atacar, es atacante; el de salir, es saliente; el de cantar, es cantante; el de existir, existente.
¿Cuál es el participio activo del verbo ser?
El participio activo del verbo ser, es “el ente”. ¿Qué es el ente? Quiere decir que tiene... entidad. Por ese motivo, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se le agrega al final “-nte”. Por lo tanto, a la persona que preside, se le dice presidente, no presidenta, independientemente del sexo que esa persona tenga. Se dice capilla ardiente, no ardienta; se dice estudiante, no estudianta; se dice paciente, no pacienta; se dice dirigente y no dirigenta.
Nuestros políticos (y muchos periodistas) no sólo hacen un mal uso del lenguaje por motivos ideológicos, sino por ignorancia de la gramática de la lengua española.
Pasemos el mensaje a todos nuestros conocidos con la esperanza de que el mismo llegue finalmente a todos esos ignorantes.
El que mandó esto frustró a un grupo de hombres que se había juntado en defensa del género, ya habían firmado el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el turisto, el taxisto, el artisto, el periodisto, el violinisto, el telefonisto, el gasisto, el trompestisto, el techisto, el maquinisto, el electricisto, el oculisto... y el policío del esquino... y, sobre todos... ¡el machisto!


http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: