jueves, 1 de octubre de 2009

SIEMPRE PENSANDO EN LO MISMO

Desde nuestra más tierna infancia, los hombres solemos tener "ciertas tendencias" hacia el sexo opuesto. Y es que parece que lo lleváramos en los genes, es ver unas curvas o algo un poco más sugerente, y nos quedamos como hipnotizados. ¡Qué tendrán las mujeres, qué nos atraen como un poderoso imán!. Aquí tenéis otra prueba gráfica (y ya van unas pocas), de que desde pequeños somos como somos.

Una de las cosas innatas en los niños, es la curiosidad; y si esa curiosidad esta cambiándose de ropa en una caseta de playa, pues es inevitable echar un vistazo.


Y claro, siguiendo con la curiosidad, como nosotros no tenemos falda, pues queremos saber qué se esconde debajo de ellas.


Este niño se fue directo al grano. Ya se sabe lo que le tiran los pechos a los niños. ¿Os habéis fijado que hasta parece que la chica de la máquina está gozando?.



Bueno, también los hay que tienen otras "preferencias".


Y es que es ver un culito asomando, y lo contentos que nos ponemos.



Este niño no está jugando precisamente a probar la resistencia de este tanga, más bien parece que la ha retirado para ver que hay debajo.


¿Quién dijo que los niños no jugaban con muñecas?. Y de grande, no te digo (algunos que se lo hacen con las hinchables, no todos).


Y luego están los que no se conforman con lo que tienen, y quisieran tener un miembro exagerado.


Y es que en un lapso de tiempo, pasamos de los globos a los globitos; o sea, a los preservativos.



Aviso para los padres y madres; no dejéis a vuestras niñas cerca de ningún muñeco grande, dentro hay alguien que fue niño y no reprime sus impulsos. Bueno, seguro que no lo hizo con mala intención, porque si no eso sería pederastia.




http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: