lunes, 9 de noviembre de 2009

COSAS QUE LE PASAN A LAS ENFERMERAS Y DIEZ BUENAS RAZONES PARA SER ENFERMERA

Ser enfermera es una profesión de vocación; porque está claro que, para aguantar a algun@s enferm@s, hace falta tener mucha vocación (y por supuesto, paciencia). Desde el punto de vista de l@s enferm@s, debemos ser un poco más respetuos@s; pues no olvidemos, que el tiempo que permanecemos hospitalizados, estamos en sus manos. Así que, seamos más comprensiv@s con estas sufridas trabajadoras, y solidaricémonos con ellas con estos textos en tono de humor.

COSAS QUE LES PASAN A LAS ENFERMERAS

1. Cuando va al baño de una pizzería se lava las manos con jabón durante diez minutos y cierra la canilla con los codos.
2. Ya está harta de que los hombres le pregunten si los va a ayudar a ir al baño, como si eso fuera gracioso.
3. Sueña con que el doctor arregla los estropicios que dejan los pacientes en la cama diciendo "No te molestes, yo lo hago..."
4. Sabe que tiene fama de ser increíble en la cama gracias a la enorme cantidad de películas porno protagonizadas por actrices vestidas de enfermeras sin bombacha ni corpiño.
5. Cualquier desconocido les cuenta con todo detalle cada dolorcito y malestar corporal.
6. Odian ver teleteatros y series que muestran a enfermeras ineptas pintándose las uñas, hablando por teléfono, coqueteando con médicos o impidiendo sádicamente que la madre desesperada llegue a ver a su hijito antes de que él expire su último aliento.
7. Tienen la capacidad de detectar gérmenes en picaportes y pasamanos sin usar microscopio electrónico.
8. Pueden ver la película de terror más asquerosa y truculenta y comer pizza al mismo tiempo.
9. Si no hay vaso, aflojan los nervios tomando grapa en vasitos medidores de medicina de 10 cc.
10. Quienes les hablan del color de sus heces y sus vómitos no entienden que no es que ellas no sientan asco, sino que intentan pensar en Luis Miguel mientras cambian las sábanas.
11. La gente cree que ellas cambian las sábanas en un segundo por lo eficiente y fuertes que son. Y lo hacen tan rápido para terminar cuanto antes con esa detestable tarea.
12. A ninguna le halaga que un adolescente tenga una erección o se ponga colorado cuando le ponen el papagayo o lo rasura.
13. En su casa no barren el piso ni por todo el oro del mundo.
14. Cuando el marido se queja de algo, le dicen "Horas extras no. Que te cure tu madre."
15. Sueñan con que les toque un paciente famoso y pintón como Ricky Martin.
16. Su hospital ideal tendría a todos los enfermos en fila india, con el brazo extendido y el termómetro en la boca, en un corredor que no mida más de seis metros de largo.
17. Calculan que el kilometraje diario que realizan caminando equivale a la distancia que separa a la Tierra de la Luna multiplicada por seis.
18. Todavía no entienden cómo es que la gente no les deja propina después de ver que ella le limpió el culo al abuelo.
19. Aún se sorprenden de tener que explicar a todo el mundo que los pinchazos se cierran, que hablar después de una operación produce gases dolorosos y que no hay que fumar dentro de un pulmotor.
20. Todavía siguen conteniendo el impulso de partirle la bandeja por la cabeza a alguna visita pesada de las que nunca faltan.
21. Están hartas de explicar que ellas no tienen nada que ver con lo que hizo o dejó de hacer la enfermera del otro turno.
22. La culpa siempre la tiene el otro turno.


DIEZ BUENAS RAZONES PARA SER ENFERMERA

1. Se paga mejor que en un fast food, aunque el horario es algo peor.
2. Usas zapatos cómodos y uniforme sexy.
3. Más vale aplicar inyecciones que recibirlas.
4. Una se siente poderosa al asegurarle a los pacientes que cada vez que sangró, paró... en la mayoría de los casos.
5. Si te lastimás, siempre hay alcohol y curitas a mano.
5. Una se lanza a la aventura de exponerse a nuevas, intrigantes y exóticas enfermedades.
6. Siempre tienes amigos con quien festejar Navidad, Año Nuevo y Cumpleaños... dentro de la clínica.
7. Una descubre que, gracias a Dios, la mayoría de los pacientes se recuperan, más allá de lo que una haga o deje de hacer.
8. Puedes entretenerte durante meses buscando un doctor con letra legible.
9. Puedes pasarte guardias enteras tratando de adivinar qué dice en las anotaciones que dejó el médico.
10. Los pacientes creen que sabes lo que se haces, de algún modo eres la jefa y, para muchos, también un sex symbol.

http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy enfermera y he de decir que no nos dedicamos a limpiar culos ni cambiar sábanas, para eso no iríamos a la universidad. Y, ¿cómo pueden comparar la enfermería con trabajar en un fastfood? Increíble, aún siendo humorístico vaya tela de texto.

palindromos dijo...

Te pido perdón a tí y a todas las enfermeras si te ha ofendido algo de este texto, no era mi pretensión. Quizá, y aunque esté escrito en tono de humor, este texto que me enviaron a mi correo esté ya bastante desfasado o se refiera a la forma de trabajar en algún país donde las enfermeras hacen tareas que no les corresponden. Lo dicho, perdonad, y trataré de resarciros con algo positivo para vosotras.

Catty dijo...

jajajajajaja muuy bueno y cierto...en algunos paises las enfermeras limpian los culos y cambian sabanas..aunque no les coresponde y no es una verguenza si amas la gente y haces tu trabajo con dedicacion, eso es lo de menos...me rei muchisimo al leer todo esto..hay q tener un sentido del humor muy desarollado..siempre habra quien se sienta ofendido pero la realidad es distinta..

mmm dijo...

Y cuando hacemos la práctica :( hay q hacerlo y listo y por ultimo empatia por el paciente. :)