martes, 17 de noviembre de 2009

PARA HACER DEPORTE, HAY QUE CALENTAR

Siempre hemos oído aquello de que, para no sufrir lesiones haciendo deporte, hay que calentar antes. Lo que ocurre es que mucha gente no entiende le sentido de calentar, y calienta a su manera. Veamos unos ejemplos.

Aquí el que calienta es el público. Y calienta al público visitante con esta gran pancarta que dice "para encontrar a los agricultores sigue la flecha". Particularmente, si yo fuera agricultor no me sentiría ofendido por que me lo llamasen, pues es una profesión muy digna gracias a la cual much@s comemos lo que ellos cultivan. No ofende quien quiere, sino quien puede.


Los entrenadores también confunden lo de "calentar", y calientan a su deportista a su manera.


Hasta en la Fórmula Uno, "calientan motores" antes de salir a correr.


Algunos aprovechan para calentar echando mano de las animadoras.




Otros se calientan agarrando al contrario para que no marque gol.


O incluso aupándolo para que llegue más arriba (fijaos como el del equipo contrario se tapa porque no quiere ayuda externa).


Otra forma de calentar a tu compañera, es "soltarle un regalo" cuando va detrás de tí.


Las tenistas son muy aficionadas a calentar, pero al público.


Bueno, alguna también calienta en solitario. ¿Esa cara es dolor o de placer?.


También se puede hacer calentar a las fuerzas de orden público. Tod@s sabemos que los campos de golf tienen 18 hoyos, lo que no sabíamos es que el "hoyo 19" es itinerante. ¡Así no hay quien cuela la bola!.


Este corredor de relevos también parece estar "calentando". ¿Lo del sexo de los hombres de raza negra no será un mito?.



http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

1 comentario:

Anónimo dijo...

Jajajaja... excelente post!