lunes, 11 de enero de 2010

DISFRACES ANIMALES

Hay gente que está muy colgada, y cuando está aburrida en casa se dedica a buscar cosas que tiene por ahí perdidas para disfrazarse de animal. Todo puede valer; unos guantes, unas zapatillas, un saco de dormir, una almohada o unas fundas de raquetas. No vale para nada, pero el resultado es sorprendente. Aquí tenéis una muestra de esta gente tan loca.

Si señor, muy logrado el disfraz de ardilla.


Esto creo que es una rana, no sé a vosotr@s qué os parece.


Evidentemente, estando arratrándose así por el suelo, no podía ser otra cosa que una foca.


Muy logrado este de ciervo, pero siempre he dicho aquello de "bienaventurados los vikingos porque ellos tenían los cuernos postizos".


Seguramente habréis oído aquello de que el avestruz esconde la cabeza cuando advierte un peligro, éste es que incluso tiene un pie por cabeza.


El elefante, con esas enormes orejas y esa trompa, es inconfundible.


Y por último, nuestro amigo de las antípodas, el canguro.




http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: