sábado, 16 de enero de 2010

GIGANTES

Cuando alguien tiene unas medidas que se salen de lo normal, tod@s lo miramos como si fuera un bicho raro. Y es que, aunque estamos acostumbrados a ver jugadores de baloncesto y otros deportistas de gran altura; siempre nos sorprende cuando vemos personas a las que tenemos que mirar hacia arriba para verles la cara. Aquí tenéis la historia de algunos de los hombres más altos conocidos.

El hombre de la foto se llamaba Al Tomaini, y se exhibía en circos y ferias gracias a sus 2,55 ms. Se casó con Jeanie, la medio-chica, una mujer que nació sin piernas y que se exhibía también en ferias cuando no era más que una niña. Juntos siguieron exhibiéndose con el reclamo de ser el matrimonio más extraño del mundo.




Robert Wadlow dicen que ha sido el hombre más alto del mundo, con sus 2,72 ms. El hombre más alto del mundo, Robert Pershing Wadlow, nació en Alton, Illinois, el 22 de febrero de 1918 con una estatura y peso normal, pero a la edad de 5 años ya tenía una estatura de 168 cms., a los 12 años ya medía 210 cms. y murió a los 22, midiendo 272 cms. y pesando 199 kgs., aunque anteriormente, a los 21, había llegado a pesar 222,7 kgs. Robert calzaba unos zapatos de 47 cms. de longitud y poseía unas manos de 32,4 cms. desde la muñeca hasta la punta del dedo corazón.


La altura de Robert Wadlow se debía a una enfermedad en la pituitaria que le hacía crecer sin parar, de hecho, hubiera seguido creciendo si no hubiera contraído una infección derivada de una ampolla provocada por un aparato ortopédico que llevaba en el tobillo. En 1985 el pueblo de Alton homenajeó a este personaje realizando una estatua de bronce en tamaño real, en su nombre.

Después de este gigante, los más altos han sido los siguientes:

Fedor Manchov, era un ruso que decían que media 2,82 ms., pero no estaba confirmado.


El sueco Johan Aason alcanzó los 2,66 ms.


Johann Svarfdlingur, de Islandia llegó a medir 2,64 ms.


El americano Grady Ernest Patterson también llegó a la misma altura que el anterior, 2,64 ms. Nació en 1943 y falleció en 1968 a los 25 años de edad.

John William "Bud" Rogan fue el hombre de raza negra más alto de la historia. Con sus 2,63 ms. además fue también el deportista más alto, pero esto no le impedía subir al ring para boxear. Este americano nació en 1871, falleciendo en 1905 a los 34 años.


El también americano John F.Carroll le igualó al anterior con 2,63 ms. También murió joven, a los 37 años. Nació en 1932 y falleció en 1969.

Clifford Thompson era algo más bajo, pero como podéis ver en la foto, sus 2,60 ms. también impresionaban.


Vaino Myllyrinne era un finlandés que nació en 1909 y vivió hasta 1963. Llegó a medir 2,51 ms.


Por último, los hombres más altos con vida en la actualidad. El más alto es Leonid Stadnik, un ucraniano de 34 años que fue operado hace 20 de un tumor cerebral, cirugía que dañó su hipófisis y le significó no parar de crecer.
Leonid Stadnik hace tiempo que no se mira al espejo y hasta cambia la vista para evitar verse reflejado en las ventanas de la casa que comparte con su madre en un perdido poblado de Ucrania. "Ni yo mismo sé lo que mido ni lo que peso", pues la última vez que se sometió a la cinta de medir marcó 2 metros y 55 centímetros, estatura que supera el récord Guiness del tunecino Radhouan Charbib, hasta hoy el "hombre más alto del mundo".
Con sus 200 kilos de peso, Leonid es licenciado en veterinaria, pero debió abandonar su profesión, pues sus enormes proporciones no lo dejaban hacer bien su trabajo. Desde entonces trabaja en una granja, enfrentando a diario las barreras de un mundo en miniatura, según sus ojos. "Mi vida es la de un típico campesino ucraniano. Me levanto a las 5:30 de la mañana para trabajar la parcela. A eso de las 9:30 de la noche tenemos el tercer ordeño, damos de comer a los animales y luego a dormir", explica con vozarrón espeso. Otro de sus grandes problemas es la ropa. Su talla es siete veces XL y sus zapatos son del número 61, por lo que le es imposible conseguirlos. "Un belga prometió enviarme calzado para el invierno", cuenta. "Tengo traje de gala y camisetas, pero me falta ropa de trabajo y de invierno", reclama.
Y es que Leonid trata de hacer una vida normal, pero su enorme cama -donada por una institución- delata que alguien es distinto en la casa. Antes, dormía sobre dos viejos divanes, y eso alegra su existir, aunque para él la verdadera felicidad la vivió en la infancia, cuando podía recoger flores y la gente no se giraba a mirarlo.


El siguiente en el ranking de los más altos es Ajaz Ahmed, de Pakistan, con 2,52 ms.


La medalla de bronce de los altos es para el indio Vikas Upal, con 2,51 ms.




http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: