lunes, 15 de marzo de 2010

EXTRAÑAS COINCIDENCIAS

Cuando uno ve fotos como estas, no sabe bien si son fruto de la casualidad y la oportunidad del fotógrafo; o por el contrario, son sólo un montaje del mismo. En cualquier caso, merecen el reconocimiento del buen trabajo del artista de la cámara.

Uno puede estar ajeno a todo esperando el Metro, y alguien te puede estar señalando con el dedo.



Y ya en el Metro, uno no sabe qué peligros hay fuera de él.



También puede haber en el Metro quien vele por nuestro descanso.



Esta luna artificial parece vigilar el sueño de este transeunte.



A veces, hasta nuestros ángeles de la guarda parecen imitarnos.



En esta ocasión, el fotógrafo supo aprovechar la imagen reflejada en el espejo de alguien que pasaba haciéndola conincidir con la persona del fondo.



Tampoco podemos saber si esta mujer de verdad quería hacer esto, o fue un acto reflejo de su subsconciente al ver la escultura de al lado.



Y es que cuando uno está rodeado de imágenes, parece querer imitarlas.




http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: