sábado, 7 de agosto de 2010

BARRERAS ARQUITECTONICAS

No lo deberían ser; porque cuando hicieron la correspondiente obra, fue precisamente para facilitar el acceso a las personas con alguna minusvalía física; pero al final, el no tener en cuenta algunos detalles o anteponer la estética a la funcionalidad, convirtió estos accesos para esas personas en vías imposibles de transitar.

Este acceso está muy bien si no fuera porque hay una barra que impide su uso. Además, si a la persona que lo usa se lo encuentra bajando, se convierte en un verdadero problema.



En esta ocasión, no sabemos si se les olvidó quitar la valla que había o la colocaron después.



Esta vez no sabemos si es que no midieron bien, pero el espacio que dejaron entre la puerta no parece suficiente para pasar una silla de ruedas.



Tampoco aquí parece que hayan dejado mucho espacio para que gire una silla de ruedas.



Algo empinada esta rampa; pero el problema grave está al final, cuando nos encontramos con el bordillo.



Está muy bien este accesorio para poder entrar en el autobús, pero antes hay que salvar el obstáculo del bordillo.



Esta rampa no fue una solución buena, porque más que una rampa de acceso es una rampa escalonada. Eso sí, los niños parecen pasárselo muy bien.



Esta es una solución barata y chapucera que sustituye a las rampas, el único problema es que sólo sirve para unas sillas de ruedas con un determinado ancho.




http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: