viernes, 15 de octubre de 2010

SOBRE EL MIEDO Y EL VALOR

Pocos sentimientos son tan trascendentes en nuestra vida como el miedo y el valor. El miedo a enfrentarnos a algo o a alguien, o el valor de hacerlo; es lo que hace a veces que nuestra vida sea un éxito o un fracaso, que el camino que escogimos o no supimos coger sea la senda de nuestro destino. Ahí van algunas citas muy profundas que os animarán a que seáis más valientes.

Me gustaría ser valiente. Mi dentista asegura que no lo soy.

En la vida real, el que no se rinde es todo un valiente.

Vale más actuar exponiéndose a arrepentirse de ello que arrepentirse de no haber hecho nada.

Hace falta más valor para sufrir que para morir.

El valor del osado le conduce a la muerte. El valor del prudente le conserva la vida.

El valor de una cosa depende de la forma en que se aborda mentalmente y no de la cosa en sí misma.

Si no entras en la madriguera del tigre, no puedes coger sus cachorros.

El verdadero valor consiste en saber sufrir.

Saber lo que es equitativo y no hacerlo, he ahí la cobardía.

Recordad que el hombre permanece en el rincón de la oscuridad por temor a que la luz de la verdad le deje ver cosas que derrumbarían sus conjeturas.

El valiente tiene miedo del contrario; el cobarde, de su propio temor.

Los cobardes mueren muchas veces antes de su verdadera muerte; los valientes gustan la muerte sólo una vez.

El valor espera; el miedo va a buscar.

Tiene valor aquel que admite que es un cobarde.

Un cobarde es una persona en la que el instinto de conservación aún funciona con normalidad.

Ante el miedo e inseguridad de un enemigo poderoso, sólo aparentemente, podemos sobreponernos y superar nuestro propio miedo e inseguridad.

De lo que tengo miedo es de tu miedo.

Quedarse en lo conocido por miedo a lo desconocido, equivale a mantenerse con vida pero no vivir.

El miedo es natural en el prudente, y el vencerlo es lo valiente.

En el miedo extremo no hay piedad.

Temed al que os teme.

El miedo hace a los hombres creer lo peor.

No es que tenga miedo a morir. Es tan sólo que no quiero estar ahí cuando suceda.

http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: