lunes, 20 de septiembre de 2010

TREINTA FRASES PARA REFLEXIONAR

Aquí tenéis unas cuantas frases que encierran mucha sabiduría, aunque algunas puedan parecer verdaderas "perogrulladas".

Todo es posible, a menos que no lo sea.

No es que el crimen no compense, es que cuando compensa cambia de nombre.

De todos los animales de la creación el hombre es el único que bebe sin tener sed, come sin tener hambre y habla sin tener nada que decir.

Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar.

Existen dos maneras de ser feliz en esta vida, Una es hacerse el idiota y la otra serlo.

No discutas con un loco........la gente puede desconocer la diferencia.

Más vale parecer un idiota con la boca cerrada, que abrir la boca y disipar toda duda.

Pierde una hora por la mañana y estarás buscándola todo el día.

Si te caes de la cama es importante despertarte... ¡Si no, te pisarás!

Existen dos tipos de esparadrapo: el que no se pega y el que no puede despegarse.

Robar ideas de uno es plagio. Robar ideas de muchos es investigación.

Si desmontas un objeto y lo vuelves a montar suficientes veces, es probable que termines sacando dos.

El dinero no lo es todo... a veces, ni siquiera es suficiente.

El dinero no hace la felicidad. La compra ya hecha.

El dinero no da la felicidad. Démelo y sea feliz.

No todo es dinero en la vida...también están los cheques.

Equivocarse es humano. Cargarle las culpas a otro todavía es más humano.

No hay discusión más tonta que la que se hace con una persona que entiende del tema.

Si buscas una aguja, no busques en un pajar, busca en un costurero.

El dolor que mejor se soporta es el dolor ajeno.

Si a un hombre le das un pez, comerá hoy. Si le enseñas a pescar, comerá toda su vida.

Si le enseñas a vender pescado al por mayor, se hará millonario.

Si sólo tienes un martillo todo te parece un clavo.

Todas las mujeres/hombres son iguales, cuando encuentras a alguien que parece diferente, no es que lo sea ...es que te has enamorado.

Los cocodrilos vierten lágrimas cuando devoran a sus víctimas. He ahí su sabiduría.

Las ideas son como las pulgas, saltan de unos a otros pero no pican a todos.

Tómate tiempo en escoger un amigo, pero sé mas lento aún en cambiarlo.

El que habla lo que quiere suele escuchar lo que no quiere.

Una alegría compartida es una alegría doble, una pena compartida es media pena.

Yo no me encuentro a mí mismo cuando más me busco. Me encuentro por sorpresa cuando menos lo espero.

http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: