viernes, 12 de noviembre de 2010

VIVIR PARA CONTARLO

Aunque nadie a vuelto después de morir para contar a dónde vamos, casi tod@s tenemos una pequeña esperanza en que habrá algo más allá, en que esta vida al fin y al cabo sólo es un tránsito hacia otra vida desconocida que intuimos nos deparará más felicidad. Por si te falta algo de fé en ese estado al que tod@s iremos algún día, aquí tienes algunas frases sobre la muerte que te ayudarán a quitarte ese temor a abandonar este mundo.


Nacer es comenzar a morir.

He meditado a menudo sobre la muerte y encuentro que es el menor de todos los males.

El que está para morir siempre suele hablar verdades.

Quien le enseña al hombre a morir, le enseña a vivir.

¡No existe la muerte! Lo que tal parece es una simple transición.

La muerte es el puerto de todos los dolores.

El que vive de recuerdos arrastra una muerte interminable.

La muerte es un sueño sin sueños.

La muerte no es más que un cambio de misión.

Los que hacen mucho ruido cuando viven reposan tras su muerte en tanto silencio como los que no lo han hecho.

Mejor es morir de una vez que vivir temiendo la vida.

La muerte puede consistir en ir perdiendo la costumbre de vivir.

¡Que cerca sentimos a algunos, que están muertos; y qué muertos nos parecen otros que aún viven!.

No creo en la muerte porque uno no está presente para saber que, en efecto, ha ocurrido.

Nadie más muerto que el olvidado.

La muerte es dulce pero su antesala cruel.

La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es y cuando la muerte es, nosotros no somos.

Una vez terminado el juego, el rey y el peón vuelven a la misma caja.

Cuando las vigas se rompen se reconstruyen, cuando los hombres mueren, se los sustituye.

Vive para ti sólo si pudieres, pues sólo par ti, si mueres, mueres.


http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: