jueves, 19 de mayo de 2011

MAS CURIOSIDADES SOBRE LOS PECES

Hoy os traigo la segunda parte sobre las curiosidades de los peces; esos animales que parecen muy simples, pero que muchos de ellos resultan muy curiosos. Quizá sean más desconocidos por el medio en el que se mueven.

- Las lampreas utilizan su boca-ventosa para construirle, con piedras, una pared a sus huevos, de forma que no sean arrastrados por la corriente.

- Muchos de los peces cartilaginosos ponen unos huevos que van envueltos en una vaina que los protege. Algunos, como los del perro de mar, tienen en los extremos unos filamentos que les sirven de ancla para que no se los lleve la corriente.

- Los combatientes de Siam tienen una forma muy curiosa de poner los huevos. El macho crea una balsa de burbujas que él fabrica con cuidado, y después va poniendo, uno a uno, los huevos de la hembra bajo ella.

- La tilapia cría a sus hijos en la boca, después de recoger los huevos que ha puesto. Una vez que nacen, aún acuden a refugiarse en ella de vez en cuando.

- Tanto los caballitos de mar como los peces aguja tienen por costumbre dejar que sea el macho el que se ocupe del cuidado de los huevos, que lleva en una bolsa que tiene en el vientre; así como de los pequeños en sus primeros días.

- Existen dos peces que, al contrario que los demás, no nadan agitándose. Son el pez cofre y el caballito de mar.

- El primero está cubierto de piedras óseas ajustadas entre sí, por lo que no puede doblarse. Nada muy despacio ya que sólo se vale de las aletas para empujarse.

- El caballito de mar también está cubierto de una especie de armadura ósea, por lo que nada erecto sirviéndose de su pequeña aleta dorsal, que ondula suavemente.

- Existe un pez, llamado anableps, que posee los ojos divididos en dos partes. Con las partes superiores de cada uno ve fuera del agua; con las otras, mira dentro. De esta forma, puede ver en ambos medios a la vez.

- Debido a la poca variedad de hábitats que los espacios fluviales son capaces de ofrecer, la mayoría de las especies se parecen mucho. Existen más tipos de peces marinos que de río; y más especies de río de corriente lenta que de rápida.

- Los peces cartilaginosos, como los tiburones, carecen de cubiertas branquiales para proteger estos órganos, así como de un opérculo que les permita cerrar las branquias. Por esta razón, los peces cartilaginosos no pueden respirar más deprisa o “contener el aliento”, sea cual sea la actividad que estén llevando a cabo (nadar despacio, perseguir a otro pez). Así mismo, no pueden nunca parar de nadar, ya que el agua dejaría de pasar por sus branquias y dejarían de respirar, muriendo.

- Los peces, como ya hemos dicho, carecen de una nariz para respirar, lo cual no quiere decir que no puedan oler. Al contrario, tienen dos orificios nasales en la cabeza, por donde el agua entra, va a los órganos olfatorios y sale.

- Los peces suelen ser más claros por debajo que por su parte superior. Esto también constituye una forma de mimetismo, ya que, cuando se mira a un pez desde arriba, su parte oscura se confunde con el fondo; y, cuando se le mira desde abajo, su parte clara se confunde con la claridad de la superficie.



http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: