jueves, 6 de octubre de 2011

EN MEMORIA DE STEVE JOBS

Ayer falleció un genio, un visionario de la tecnología; un hombre que, a pesar de las dificultades, supo plasmar y hacer realidad lo que ideó en su mente. ¡Quién sabe cuántas cosas más nos hubiera ofrecido!; pero en cualquier caso, ahí queda su legado, que no es poco.

Steve Jobs nació en San Francisco (California) en el año 1955, fruto de la relación entre Joanne Carole Schieble y Abdulfattah Jandali (de origen sirio), dos jóvenes estudiantes universitarios que lo entregarían en adopción a una pareja de clase media, Paul y Clara Jobs (Hagopian) de origen armenio. Sus padres biológicos se casarían luego y tendrían otra hija, la novelista Mona Simpson, a quien Steve no conocería hasta la edad adulta.
En el seno de la nueva familia Steve creció junto a su otra hermana, Patty. Su padre, Paul Jobs, era maquinista para la compañía estatal de transporte ferroviario y su madre ama de casa.
En 1961 la familia se trasladó a Mountain View, una ciudad al sur de Palo Alto que empezaba a convertirse en un centro importante de la industria de la electrónica. Allí asistió al colegio Cupertino Middle School y al instituto Homestead H.S., también en Cupertino. A Jobs le interesaban bastante la electrónica y los gadgets, razón que le llevó a unirse a un club llamado "Hewlett-Packard Explorer Club", donde ingenieros de Hewlett-Packard mostraban a los jóvenes sus nuevos productos. Fue allí donde Steve vio su primera computadora, a la edad de 12 años. Quedó tan impresionado que supo de inmediato que él quería trabajar con computadores.
Ya en el instituto asiste a charlas de Hewlett-Packard. En una ocasión, Steve preguntó al por entonces presidente de la compañía, William Hewlett, sobre algunas partes que necesitaba para completar un proyecto de clase. William quedó tan impresionado que se las proporcionó y le ofreció realizar unas prácticas de verano en su compañía. Steve sería luego contratado como empleado veraniego, coincidiendo allí con Steve Wozniak por medio de un amigo mutuo, Bill Fernandez.
En 1972 entra en la universidad Reed College de Portland (Oregón). Asiste a ella tan sólo 6 meses antes de abandonarla, debido al alto coste de sus estudios. En lugar de regresar a casa, continúa asistiendo a clases como oyente unos 18 meses más. Curiosamente sus estudios en caligrafía le serían de utilidad cuando diseñara la tipografía del primer Mac.
Tras dos años fuera de casa, en otoño de 1974 regresa a California con el objetivo de realizar un retiro espiritual en la India y consigue un trabajo como técnico en Atari Inc., un fabricante de videojuegos. De la mano de Steve Wozniak comienza a asistir a las reuniones del Homebrew Computer Club, donde Wozniak le cuenta que está intentando construir un pequeño computador casero. Jobs se muestra especialmente fascinado con las posibilidades mercantiles de la idea de Wozniak y le convence para fabricar y vender uno.
Después del viaje a la India, a donde fue acompañado por un antiguo compañero del instituto (y más tarde primer empleado de Apple) Daniel Kottke, regresó a su anterior puesto de trabajo en Atari, donde colaboró en la creación del juego Breakout.
Debido a exigencias de contrato, Wozniak tuvo que dar a conocer su intención de construir un ordenador personal a la empresa para la que trabajaba, Hewlett-Packard, que desechó la idea por considerarla ridícula. Fue así como en 1976 nació Apple Computer Company.
Tras la consecución del primer ordenador personal, bautizado como Apple I, Jobs se dedicó a su promoción entre otros aficionados a la informática, tiendas y ferias de electrónica digital, llegando a vender unos 200 ejemplares. A partir de entonces el crecimiento de Apple fue espectacular. En tan sólo 10 años Apple se convirtió en una empresa con 4.000 empleados y Jobs, con 27 años, era el millonario más joven de 1982.
A principios de 1983 vio la luz Lisa, un ordenador diseñado especialmente para gente con poca experiencia en informática. Su precio, más caro que el de la mayoría de ordenadores personales de la competencia, no facilitó que el nuevo producto fuese precisamente un éxito de ventas, perdiendo Apple aproximadamente la mitad de su cuota de mercado en favor de IBM.
En un intento por mantener la competitividad de la compañía, Steve convence a John Sculley, director ejecutivo de Pepsi-Cola, para tomar las riendas de Apple.
En la conferencia anual de Apple del 24 de enero de 1984, Jobs presenta ante una gran expectación el primer ordenador comercial con interfaz gráfica de usuario, el Apple Macintosh. Macintosh no alcanzó, sin embargo, las expectativas comerciales esperadas.
Hacia finales de 1984 las diferencias entre Sculley y Jobs se iban haciendo cada vez más insalvables, hasta el punto de deteriorarse la relación. En mayo de 1985, en medio de una profunda reestructuración interna que se saldó con el despido de 1.200 empleados, Sculley relegó a Jobs de sus funciones como líder de la división de Macintosh.
Tras varios meses de resignación, el 13 de septiembre de 1985, Steve Jobs abandonó la compañía que él mismo había fundado.
Tras abandonar Apple en 1986, Steve Jobs compra por 10 millones de dólares la empresa The Graphics Group, en adelante Pixar, una subsidiaria de Lucasfilm especializada en la producción de gráficos por computador.
Con Jobs al frente la compañía firma varios acuerdos para producir películas animadas para Walt Disney. En 1995 se estrenó en los cines Toy Story, el primer largometraje generado completamente por ordenador, conseguido con su propio software de renderización, RenderMan. Toy Story fue el mayor éxito de taquilla de 1995 y la primera película del binomio Walt Disney-Pixar en ganar un premio Óscar.
A esta película le siguieron Bichos (1998), Monsters, Inc. (2001) Buscando a Nemo (2003), Cars (2006), WALL-E (2008) y Up (2009), entre otras. Todas ellas con gran éxito de crítica y público.
El 24 de enero de 2006, después de varios desacuerdos entre las dos compañías, Walt Disney anuncia la compra de todas las acciones de Pixar por 7.400 millones de dólares, convirtiendo a Jobs en el mayor accionista individual de Disney, con una participación del 7%.
La NeXT usada por Tim Berner Lee en el CERN, que se convirtió en el primer servidor de la World Wide Web. Tras dejar Apple, con 30 años de edad, decide continuar su carrera empresarial en el mismo sector y funda NeXT Computer Inc., con una inversión de $7 millones de dólares. Reunió para el nuevo proyecto a 7 de sus antiguos empleados en Apple: Bud Tribble, George Crow, Rich Page, Susan Barnes, Susan Kare y Dan'l Lewin. En el plan de negocios se estableció que, al igual que se hacía en Apple, la compañía vendiese al cliente no sólo el hardware, sino también el sistema operativo y parte del software de usuario.
La primera estación de trabajo de NeXT fue presentada el 12 de octubre de 1988. Recibiría oficialmente el nombre de NeXT Computer, si bien fue ampliamente conocida como: El Cubo ("The Cube") por su distintiva caja de magnesio en forma de cubo. El sistema operativo sería bautizado como NeXTSTEP.
Las ventas de los ordenadores de NeXT fueron relativamente modestas, con un total estimado de 50.000 unidades en los 10 años que estuvo operativa la división de hardware. Su innovador sistema operativo orientado a objetos y entorno de desarrollo fueron, en cambio, muy influyentes. A pesar de su escasa penetración en el mercado uno de estos ordenadores sirvió para revolucionar Internet, el científico Tim Berners Lee utilizó uno para crear la World Wide Web (WWW).
Como consecuencia, Steve centraría en 1993 la estrategia de la compañía en la producción de software, cambiando el nombre de la empresa por el de Next Software Inc. Uno de las decisiones más llamativas fue la venta de NeXT para otras plataformas, como Intel 486 y SPARC.
Apple Computer anunció el 20 de diciembre de 1996 la adquisición de NeXT Software por 400 millones de dólares con el fin de actualizar el vetusto sistema operativo de los Macintosh, después del fracaso de la compañía con Copland, un proyecto que nunca llegó a terminarse. Así, Steve Jobs volvió a formar parte de la compañía de apple.
La vuelta de Steve Jobs a la empresa Apple se produjo cuando la empresa se encontraba en franco declive. Jobs estaba decidido a recuperar el control. Pronto hizo méritos para ganarse la confianza de la dirección de la compañía en detrimento del entonces director ejecutivo, Gil Amelio, logrando que lo nombraran director interino el 16 de septiembre de 1997.
Algunas de las primeras medidas de Jobs en su nuevo puesto fue la firma de un acuerdo con Microsoft, principal rival tecnológico de la compañía, por el cual éste inyectaría dinero en Apple a cambio de un 4% de sus acciones (sin derecho a voto), la garantía de disponer de Office para Mac y el fin de las disputas por la interfaz gráfica. La noticia de esta medida no fue bien recibida.
De similar aceptación resultaron la cancelación del programa de licencias de Mac OS a otros fabricantes de hardware (como Power Computing, que sería finalmente adquirida por Apple) y la cancelación del Apple Newton, un gadget de características similares a una PDA.
Estas medidas, sin embargo, permitieron a la compañía centrar sus esfuerzos en mejorar sus productos y probar nuevas líneas de negocio, como fue la tienda digital de música iTunes Store, los reproductores de audio iPod o los nuevos iMac, que resultaron ser un gran éxito.
En 2006 firmó un contrato con Intel para utilizar procesadores de la arquitectura x86 en todos sus ordenadores de sobremesa y portátiles.
En diciembre de 2009 Steve Jobs fue elegido director ejecutivo del año por la revista Harvard Business Review por «incrementar en 150.000 millones el valor en bolsa de Apple en los últimos 12 años».
El 24 de agosto de 2011 presentó su renuncia como CEO de Apple, siendo sustituido por Tim Cook. A partir de esta fecha y hasta su muerte, fue el presidente de la Junta Directiva de Apple.
Solo horas después del anuncio, las acciones de Apple Inc. redujeron su valor 5%. Según Forbes, la renuncia afectará negativamente a Apple y otras empresas, incluyendo Walt Disney Company donde Jobs era director. Las acciones de Walt Disney Co. se redujeron 1,5% a lo largo del 24 de agosto de 2011.
Estuvo casado desde 1991 con Laurene Powell, a quien conoció en una clase en Universidad Stanford. Vivieron en Palo Alto, California con sus tres hijos. Steve tuvo además otra hija llamada Lisa, fruto de una relación de juventud con Arlenne Brennan. Sufrió varios problemas graves de salud. En 2004 se le diagnosticó un cáncer de páncreas, enfermedad que superó tras un tratamiento en una conocida clínica oncológica californiana. A principios de 2009 anunció que padecía un desequilibrio hormonal y que debía apartarse necesariamente de la compañía, delegando la mayor parte de sus responsabilidades en Timothy Cook, por entonces jefe de comunicaciones. En abril de 2009 se sometió a un trasplante de hígado y en septiembre de ese mismo año, volvió al trabajo. El 17 de enero de 2011, Jobs dejó nuevamente Apple por problemas médicos, a poco más de un mes de la presentación del iPad 2. Mientras tanto, la compañía quedó a cargo de Tim Cook. Jobs presentó públicamente el iPad 2 el miércoles 2 de marzo.
No obstante, declaró que desde su residencia seguiría ocupándose de las decisiones más relevantes de la compañía.
Steve Jobs falleció el 5 de octubre de 2011 a los 56 años. La noticia fue publicada y confirmada en el sitio web oficial de Apple y desencadenó un reconocimiento unánime de la industria, desde competidores como Bill Gates ("El mundo raramente ve a alguien que haya tenido el profundo impacto que Steve ha causado, los efectos serán percibidos por muchas generaciones en el futuro") y Samsung, a importantes empresarios de Silicon Valley como Mark Zuckerberg, que le calificó como "mentor y amigo".
El día de su muerte la capitalización bursátil de Apple era de 350.670 millones de dólares (fuente: Yahoo Finance). Cuando salió a bolsa en 1980 una acción costaba, según su precio ajustado, lo que hoy serían unos dos euros. El día en que murió valía más de 280 (377 dólares) y contaba con unos ratios financieros envidiables. Estos datos avalan el reconocimiento como ejecutivo que le ha acompañado en la última etapa de su carrera, en palabras de Rupert Murdoch «Steve Jobs fue simplemente el mejor consejero delegado de su generación». Coincidía en ello con la revista Harvard Business Review que ya le reconoció como tal a finales de 2009.
Steve Jobs tiene 317 patentes a su nombre, y entre sus más conocidas creaciones, están las siguientes:

Apple I
Uno de los primeros ordenadores personales del mundo. No fue desarrollado por Steve Jobs sino por su compañero y cofundador de Apple, Steve Wozniak, quien lo diseñó y lo fabricó a mano. Sin embargo, fue Jobs el que tuvo la idea de vender el invento. Su visión comercial hizo que el Apple I saliera a la venta en 1976 a un precio de 666,66 dólares, convirtiéndose así en la primera piedra del gran imperio en el que se convertiría Apple.

Apple II
Este segundo ordenador de la familia Apple supuso, según el vicepresidente de Forrester Research, Josh Bernoff, la primera de cinco ideas de Steve Jobs que cambiaron el mundo. El Apple II salió a la venta en 1977. Más parecido a un electrodoméstico que su tosco predecesor, el ordenador dejó de ser un producto dirigido a ingenieros, se comercializó en masa y definió el concepto de ordenador personal que ha perdurado hasta hoy día. Con diferentes modificaciones, el Apple II permaneció en el mercado hasta 1993.

Macintosh
Lo que hoy es una batalla por simplificar más que nadie la informática y hacerla más sencilla y accesible para todo el mundo tuvo su primer hito con Macintosh, un ordenador comercializado con éxito por Apple en 1984 que sustituía las líneas de comandos por una interfaz gráfica y un ratón que desde entonces y hasta la actualidad definirían las características básicas de los ordenadores Mac.

iMAC
Jobs se marchó de Apple en 1985. A su regreso en 1996 tomó las riendas de la empresa, al frente de la cual no tardó en marcar un nuevo hito. Revelado en 1998, el iMac planteó un nuevo concepto de ordenador personal que ha permanecido con éxito hasta la actualidad. A pesar de que los iMAC han tenido múltiples diseños, su característica principal siempre ha permanecido inalterable: la CPU y el monitor no son independientes sino que están integrados en un mismo aparato.

iPod y iTunes
Para muchos, aquí radica la gran revolución de Apple, la que afectó de forma definitiva a la industria discográfica. En primer lugar surgió el iPod, en 2001, un reproductor de música MP3 que se impuso al resto de dispositivos similares del mercado gracias a su diseño y su cómoda interfaz. Pero fue en 2003 cuando apareció el complemento perfecto para el iPod, iTunes, una plataforma de venta oficial de música, que reveló el potencial de la distribución digital. Con iTunes se abrían posibilidades como la compra de canciones sueltas y se iniciaba un acalorado debate sobre los precios de la música. El iPod, que ha vivido múltiples rediseños y reinterpretaciones, y iTunes sentaron las bases de todos los futuros productos de Apple.

iPhone
La esencia del iPod se convirtió en un monstruo aún más colosal al trasladarse a la industria de la telefonía móvil. El iPhone, lanzado en 2007, revolucionó el sector de manera radical. Desde entonces, el concepto smartphone comenzó a popularizarse hasta el punto de que todos los fabricantes de terminales tuvieron que readaptar sus estrategias para aclimatarse a la nueva situación del mercado. La conexión a Internet, la pantalla táctil y la revolución de las aplicaciones (herramientas descargables que convierten los móviles en asombrosos dispositivos multiuso) marcaron un punto de inflexión en las nuevas tecnologías.

iPad
La última gran revolución de Apple. Anunciado en 2010, la compañía de la manzana creaba con el iPad un nuevo mercado, el de las tabletas. Esta especie de ordenador portátil sin teclado físico se presentó como un dispositivo multitarea que permitiría navegar por Internet, leer cómics y libros electrónicos, ver fotos y vídeos, escuchar música... El producto no inventaba nada sino que se limitaba a aunar en un mismo dispositivo conceptos ya conocidos bajo un diseño atractivo. Ante el escepticismo de muchos, la filosofía Apple volvió a triunfar. Actualmente, todas las grandes tecnológicas han lanzado ya sus propias tablets o se preparan para hacerlo.


El origen de la manzana de Apple

Algun@s os preguntaréis cuál es el origen del logo de Apple, la manzana. Bueno, para ser más exactos, la manzana mordida. Apple es una de esas empresas que tienen el favor del público y casi cualquier noticia o producto que lleve el sello de la manzana es sinónimo de, al menos, una gran espectación y, aunque esté mal decirlo, una cierta garantía de éxito. Pero… ¿por qué una empresa de ordenadores se llama así, y tiene una manzana mordida como logotipo?

El primer logo era un dibujo bastante clásico de una manzana (más propio de un bote de mermelada) cayendo de un árbol a cuyos pies se encontraba Newton, pero afortunadamente no duró mucho. Rápidamente fue sustituida por la manzana original, diseñada por Rob Janoff en 1976. Según sus propias palabras, en Apple buscaban un elemento que uniese a las personas con la ciencia, y ahí ya estaba la manzana de Newton. Pero ¿por qué los colores?, ¿por qué mordida?, ¿por qué así? Bien, como ya hemos visto la manzana en si misma representa el espíritu del conocimiento, de la sabiduría, pero tiene un evidente mordisco en un lateral, ¿su significado?, el pecado, la lujuria, al fin y al cabo eran chicos malos. Después vienen los colores del arco iris, que lejos de tener una connotación sexual, ofrecen un concepto mucho más global y antiguo; la esperanza… pero, ¿no notáis algo raro?, los colores no están puestos correctamente. El orden está alterado respecto de su forma natural, lo cual aporta el último significado, la anarquía. Hasta aquí los significados que en su día quisieron reflejar los de Cupertino en su ya famoso logo. Seguramente habrá muchos más significados ocultos, como el que afirma que… se trata de un homenaje encubierto al científico Alan Turing, que murió envenenado, aparentemente con una manzana, y que además era homosexual.

Cuando Jobs retornó a Apple después de su exilio, una de las primeras cosas que hizo fue eliminar los colores del arco iris dejando solo la silueta, aunque mantuvo las manzanas de diferentes colores. Tal vez ya no tenía tanta esperanza como al principio, tal vez era una manera de borrar el pasado o tal vez simplemente una cuestión de renovar un diseño ochentero para un futuro diferente.

Para terminar, os dejo con algunas de las frases que nos dejó este gran hombre.

"Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy? y si la respuesta era no durante demasiados días seguidos, sabía que necesitaba cambiar algo".

"El único modo de hacer un gran trabajo es amar lo que haces. Si no lo has encontrado todavía, sigue buscando. No te acomodes. Como con todo lo que es propio del corazón, lo sabrás cuando lo encuentres".

"Ni siquiera la gente que quiere ir al cielo quiere morir para llegar ahí".

"Pensamos básicamente en ver la televisión para desconectar el cerebro, y utilizar en el ordenador cuando quieres volver a encenderlo".

"Estamos aquí para dar un mordisco al universo. Si no, ¿para qué otra cosa podemos estar aquí?"

"La innovación es lo que distingue al Líder de sus seguidores".

"A veces cuando innovas, cometes errores. Es mejor admitirlos rápidamente, y seguir adelante apostando por tus otras innovaciones".

"Ser el hombre más rico en el cementerio no me importa... Ir a la cama por la noche diciendo que hemos hecho algo maravilloso... ESO es lo que me importa".

"Quiero poner un 'ding' en el universo"

"Tenía un valor de un millón de dólares cuando tenía 23, y sobre diez millones cuando tenía 24, y sobre cien millones cuando tenía 25, y nunca fue importante porque nunca lo hice por dinero".

"Desafortunadamente, la gente no se está rebelando contra Microsoft. No conocen nada mejor".

"El único problema de Microsoft es que no tienen gusto. No tienen ningún gusto. Y no me refiero de algo pequeño, hablo de cosas grandes, en el sentido de que ellos no piensan en ideas originales y no traen demasiada cultura en sus productos".

"Mi trabajo no es caer bien a la gente. Mi trabajo es hacerles mejores".

"Hemos hecho que los botones luzcan tan bien en la pantalla que querrás lamerlos"

"Click. Boom. ¡Asombroso!"

"Puedes preguntarle a los clientes qué es lo que quieren y después intentar dárselo. Para cuando lo tengas construído, ellos querrán algo nuevo"

"El diseño no es sólo cómo se ve o cómo se siente. El diseño es cómo funciona".

"¿Por qué enrolarse en la armada cuando puedes ser un pirata?"

"La innovación distingue entre un líder y un seguidor"

"Quiero decir, algunos dicen, 'Oh, Dios, si Jobs fuera atropellado por un autobús, Apple estaría en problemas. Y, sabes qué, creo que no sería una fiesta, pero hay gente realmente capaz en Apple"

"Mi trabajo es hacer que todo el equipo ejecutivo sean tan buenos que valgan como sucesores"

"No se trata de cultura pop, y no se trata de engañar a la gente, y no se trata de convencer a nadie de que ellos quieren algo que no quieren"

"No tenemos la oportunidad de hacer muchas cosas, por lo que cada cosa que hagamos debe ser excelente. Porque esta es nuestra vida".

"La vida es corta y luego muerte, ¿lo sabías?"

"Soy la única persona que conozco que ha perdido un cuarto de billón de dólares en un año... Es algo que fortalece el carácter".

"Estoy tan orgulloso de lo que no hacemos como de lo que hacemos"

"La calidad es más importante que la cantidad. Un 'home run' es mucho mejor que dos dobles".

"Es realmente difícil diseñar productos con grupos de gente. Muchas veces, la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas".

"Es raro que veas a un artista en sus treinta o cuarenta ser capaz de contribuir realmente con algo asombroso"

"¿Quieres perder el resto de tu vida vendiendo agua edulcorada o quieres una oportunidad para cambiar el mundo?"

"Apple tiene grandes atractivos, pero creo que sin la atención apropiada, la compañía podría, podría, podría -estoy buscando la palabra correcta-, podría, podría morir".


http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: