domingo, 11 de diciembre de 2011

¡QUE SOCORRIDA ES LA CINTA ADHESIVA!

Pues sí, que bien viene tener a mano un poquito de cinta adhesiva, ¿verdad? ¿Quién no la ha usado alguna vez para reparar algo? Lo que ocurre, es que no todo el mundo es tan "manitas", y a veces se ve por ahí cada chapuza...

Con un poco de cinta americana podemos sujetar los botes de nuestro frigorífico.

También podemos con un poco de cinta adhesiva dejarle abierta la gatera a nuestro gato.

O fabricarnos un buzón con un bote de cristal vacío y unos listones.

Hasta podemos fabricarnos un jugador de futbolín con unos corchos de botella bien pegados con cinta.

O si queremos ver un partido de fútbol, podemos coger unas cajas de cartón y unos espejos y pegarlos con cinta americana para hacernos un periscopio casero.

Siempre es bueno llevar una poca de cinta americana en el coche por si tenemos un accidente y hay que fijar alguna puerta o chapa suelta.

No os lo creeréis, pero esta maltrecha avioneta...

... quedó así de bien con unos pocos rollos de cinta americana.

Y, paradójicamente, no puede faltar un poco de cinta adhesiva para reparar el portarrollos de cinta adhesiva.



http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

1 comentario:

Ana dijo...

El mejor invento de todos los tiempos, a ver quien se atreve a decir que no, jeje.
:D