sábado, 31 de diciembre de 2011

UN EXCENTRICO MILLONARIO

Ayer os hablé de cosas que se podían ver desde el espacio, y una de esas cosas, era el gigantesco nombre de un jeque árabe. Hoy quiero mostraros algunas de las excentricidades de este millonario caprichoso.

Hamad Bin Hamdan Al Nahyan, conocido como "el jeque arco iris", es un miembro de la familia gobernante de Abu Dhabi, en los Emiratos Árabes Unidos. Entre sus caprichos, está el de coleccionar coches y camiones. No sabe a ciencia cierta cuántos vehículos tiene, cree que podrían ser unos 400; de ellos, 194 automóviles históricos duermen en un extraño museo en medio del desierto. Es una pirámide de acero sin ventanas, refrigerada por muchos aparatos de aire acondicionado, que el público puede visitar gratuitamente. Tiene un Mercedes W 140 (Clase S) de 15 años que nunca se ha usado, con el albarán de entrega aún en el parabrisas, y un Trabant que le consiguió un ex piloto suyo alemán, y un taxi neoyorquino. Nunca ha vendido un coche, sólo los compra. Su residencia principal, en Abu Dhabi, tiene unas 30 habitaciones, y es dueño además de una colección de 120 molinillos de café y 130 cafeteras. Posee 21 casas y palacios, y sus propiedades en Australia son diez veces más grandes que el reino de Bahrein.





Delante del museo hay un Clase S de los años 70 (W 116) sobre ruedas de big-foot. También se encuentra allí el camión más grande del mundo, una réplica de un clásico Dodge Power Wagon, pero ocho veces más grande que su tamaño original. Este camión contiene cuatro dormitorios dentro de la cabina y pesa más de 50 toneladas. Tiene además un salón, un baño y una cocina. Carece de motor, por lo que si lo quiere utilizar para una excursión, tiene que remolcarlo un camión.







Otro de sus antojos fue encargar siete Mercedes Clase S (W 126) en los colores del arco iris, uno para cada día de la semana (de ahí el apodo con el que es conocido). Al-Nahyan los compró con motivo de su boda, hace 23 años. La mujer con la que se casó entonces ya se fue, pero los coloridos coches siguen ahí. Le recuerdan a tiempos mejores. Con un iPhone de Apple en su mano, piensa que es un aparato innovador, precisamente porque es tan sencillo. Opina que en los coches europeos actuales hay demasiada electrónica y demasiados botones, y eso sólo distrae.





Además de la isla que posee en la que se hizo grabar su nombre en letras gigantescas para poderlas ver desde el espacio, se ha hecho otras cosas grandes. Como un enorme Land Rover en cuya parte superior hay una cantina desde la que se divisa el museo automovilístico que tiene en medio del desierto.





También tiene su lado humano, en Marruecos donó y mantiene el quirófano de un hospital público para operar a enfermos de cálculos de riñón.



No me queda más que desearos a tod@s un Feliz Año 2012, y que os traiga todo lo que no os trajo este año que se va. ¡Ah!, y sobre todo, que los mayas se equivoquen y no se acabe el mundo este año.

Image Hosted by ImageShack.usImage Hosted by ImageShack.us

http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: