miércoles, 25 de enero de 2012

OTRAS COSAS QUE TAMPOCO SON LO QUE PARECEN

Como ya os mostré en el pasado mes de noviembre y en algún que otro post anterior, la vista a veces nos juega malas pasadas. Puede ser que tengamos un mente enfermiza y siempre estemos pensando en "lo mismo", pero lo cierto es que hay imágenes que casualmente nos traen otras a nuestra mente. ¡Ah!, y no os asustéis, que son fotos para todos los públicos.

Una simple hoja de papel de color "carne" sobre un fondo negro y con una esquina algo doblada, nos puede traer a nuestra mente un sugerente escote femenino.


Y para escote "generoso" el que nos trae este libro abierto de páginas amarillentas.


Aunque lo que veis puedan parecer unas piernas, un trasero y parte de la espalda, en realidad son dos talones, de los pies claro.


No se trata de la parte central de la anatomía de una mujer, sino el hombro y parte del brazo de un hombre.


Cualquiera diría de esto es el sexo de una mujer, pero nada más lejos. Se trata de un sobaco peludo de un hombre.


De lejos también podría parecer el sexo de una mujer, pero sólo es un ojo cerrado fotografiado verticalmente.


La casualidad hizo que el asiento de este coche parezca del mismo color que la piel de la chica que está sentada en él, y lo que es una inocente foto de una mujer oriental sentada en su coche se convierte en una sugerente mujer espatarrada.


Algo parecido le pasó a la protagonista de nuestra siguiente foto, sólo que esta vez sus piernas abiertas son en realidad las de las compañeras que están a su lado.



http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: