domingo, 25 de marzo de 2012

NUEVAS LEYES DE MURPHY PARA LA CRISIS

Pues sí, sólo nos faltaba si encima de la crisis económica que tenemos encima, que las cosas se nos pusieran en contra; y para que esto no os ocurra, aquí os enumero algunas "Leyes de Murphy" para salir airos@s de situaciones cotidianas.


Cuando quieres "tocar madera" descubres de repente que vivimos en un mundo de aluminio y plástico.

Si un artefacto no anda, apágalo y enciéndelo el día siguiente, volverá a funcionar como debe.

Cuando llega la hora nunca estamos preparados.

Los buenos recuerdos duran mucho tiempo, los malos más todavía.

Si mantienes la calma cuando todos pierden la cabeza, sin duda es que no has captado el problema.

La experiencia es algo que se consigue cuando ya no se necesita.

La felicidad en un matrimonio es inversamente proporcional al costo de su casamiento.

Cinco minutos después de cortarte las uñas te picará algo.

Cuando necesites abrir una puerta con la única mano libre, la llave estará en el bolsillo opuesto.

Llegarás al teléfono justo a tiempo para oír como cuelgan.

Cuando un trabajo está terminado, es cuando se descubre la manera más sencilla de hacerlo.

Nadie es tan feo como en la foto del pasaporte.

Cuanto más te guste alguien, más lejos vivirá de ti.

La duración de un minuto depende del lado de la puerta del baño en que te encuentres.

La posibilidad de perderse es directamente proporcional al número de veces que te digan "no puedes perderte".

Todo ingreso imprevisto viene acompañado por un gasto inesperado.

Cuando se intente demostrar que algo no funciona funcionará (o viceversa).

Cuanto más horrendo sea el corte de pelo, más despacio te crecerá.

La probabilidad de que los semáforos nos den luz roja es directamente proporcional a la prisa que llevemos.

El cliente que menos paga,m es el que más se queja.

Si algo es demasiado bello para ser cierto, entonces, no es cierto.

El que se rie último, no entendió el chiste.

La probabilidad de que un animal doméstico se ponga histérico es proporcional a la cantidad e importancia de los invitados.

Cuanto más tiempo lleva en una cola, más probabilidades hay de que se haya equivocado de ventanilla.

La probabilidad de que te manches comiendo es directamente proporcional a la necesidad que tengas de estar limpio.

Cada vez que vas al médico, se pasan todos los síntomas al entrar en la consulta.

Entre más te preocupes por esa reunión de mañana tan importante para ti, más alta es la probabilidad que se cancele y posponga.

Nunca encuentras algo perdido hasta que lo reemplazas.

Es imposible enseñar algo a alguien que cree saberlo.

La probabilidad de que, estando con su novia(o) en su casa, aparezcan sus padres, es directamente proporcional a lo bien que lo estén pasando.


http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: