jueves, 31 de mayo de 2012

LAS COSAS NO SON LO QUE PARECEN

Nuestra percepción puede pasarnos a veces una mala pasada. Nuestro subsconciente o vete a saber qué; hace que, a primera vista, veamos cosas que sólo están en nuestra imaginación. Algunas de las siguientes fotos son demasiado claras, y se ve enseguida que es cuestión de perspectiva; pero hay otras en las que nos debemos fijar bien para no equivocarnos.

A los niños les gusta mucho jugar en la playa, y no sería extraño que se entretuvieran cogiendo a un bañista entre sus manos.


Si no fuera por el vello de los brazos y las piernas del chico, sería difícil distinguir quién está sentado y quién está de pie.


Ya sabemos que los centauros no existen, pero a primera vista parece que esta mujer tuviera piernas de equino.


Este bello paisaje con la luna a lo lejos es igual que la cuenca del ojo humano, incluído el propio ojo y hasta las pestañas.


El diseño de este CD hace que al cogerlo introduciendo un dedo en el centro parezca el sexo de un hombre.


Hasta las sombras nos pueden jugar una mala pasada. Como dije en aquel post de agosto del 2007 en el que publiqué unos pocos retruécanos, "no es lo mismo dos tazas de té que dos tetazas".


Y la más guarra de todas (por los cerdos), pero no os asustéis que no es nada humano.



http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: