viernes, 13 de julio de 2012

MAS DEMANDAS CURIOSAS

Si la semana pasada os sorprendieron las demandas curiosas que publiqué, hoy traigo otras que tampoco tienen desperdicio. Desde luego hay gente con la cara muy dura que sabe sacar beneficio de algo impensable.


UN CLUB QUE ES COMO EL RATONCITO PEREZ

Pues sí, así debió sentirse el dueño del Club que tuvo que indemnizar a una clienta.

Kara Walton de Claymont, Delaware, demandó a un propietario de un club nocturno de una ciudad cercana después de que se cayó de la ventana del baño al suelo, rompiendo sus dos dientes delanteros. Me pregunto cual sería el argumento del jurado para decidir en contra del dueño del club, porque la señora Walton intentaba colarse al exterior, a través de la ventana del baño de damas para evitar pagar una cuenta de 3,5 dólares. El jurado dio el veredicto de que el club nocturno pagara 12.000 dólares más los gastos dentales.


RESBALON CON RECOMPENSA

Sin duda lo que le pasó a nuestra siguiente protagonista se puede decir que fue golpe de suerte, o si lo preferís, que tuvo una buena caída.

Amber Carson de Lancaster, Pennsylvania, recibió 113.500 dólares de indemnización del restaurante según las órdenes del jurado debido a que Carson se resbaló sobre una bebida derramada en el piso del restaurante y se rompió el coxis.
El restaurante se sorprendió por el veredicto, porque la misma señora Carson había lanzado la bebida a su novio 30 segundos antes durante una discusión. Esto es lo que se llama una discusión rentable.


MANUALES INCOMPLETOS Y CONDUCTORA IMPRUDENTE

La señora Merv Grazinski de Oklahoma City, Oklahoma, adquirió una nueva casa rodante Winnebago de 32 pies.

Sin embargo, en su primer viaje a casa, desde un juego de fútbol de la Universidad de Oklahoma, se dispuso a activar el control de crucero a 70 millas por hora en la autopista, dejando el asiento del conductor para ir a la parte posterior de la Winnebago y prepararse un sándwich. ¡Sorpresa!, la casa rodante se fue a la izquierda de la autopista, se estrelló y volcó. Como era de esperar, la señora Grazinski demandó a Winnebago por no darle esta útil información en el manual del propietario. Naturalmente, el jurado de Oklahoma le otorgó 1.750.000 dólares y una casa rodante nueva. Para evitar nuevos enfrentamientos con esos clientes locos, Winnebago cambió sus manuales.


UNA CAIDA CON DEMANDA AL PUEBLO

Esta demanda es quizá más común que las anteriores, no en vano los ayuntamientos pueden ser responsables del estado de las aceras y otros elementos urbanos.


Mientras iba de compras en Reeds Spring, Missouri, Sally Stewart, tropezó con un bache. Ella no tomó muy bien el accidente y demandó al acogedor pueblo, que en consecuencia se declaró en quiebra, ya que no tenía dinero suficiente para pagar la demanda.


DEMANDA A SU MUJER POR FEA

Pues aunque parezca mentira, así es. Un ciudadano chino, Jiat Feng, demandó ante la corte a su esposa por "haberle escondido sus atributos físicos reales".

Feng, recientemente convertido en padre, sospechó en un principio de la infidelidad de su mujer debido a que su hijo recién nacido no tenía gran parecido a ninguno de los dos (ya sabéis que la paternidad es un acto de fé).
Ante las dudas del hombre, su esposa reconoció que se había sometido a un amplio número de cirugías plásticas. Parece ser que su mujer se había gastado unos 100 mil dólares en cirugía estética para quedar completamente distinta.
Jiat Feng vio fotografías de su esposa previas a las operaciones que se había realizado, de lo que se dio cuenta era que de haberla conocido antes nunca se habría casado con ella y decidió demandarla por fea.
El hombre llegó a tribunales alegando haber sido timado por la mujer y su "sensual apariencia".
Las autoridades fallaron a favor de Feng, quien deberá ser compensado por la mujer en una cifra cercana a los 120 mil dólares. Esto es lo que siempre hemos oído de "lo engañó como a un chino".


DEMANDA A BMW POR PROVOCARLE UNA ERECCION

Nuestra última demanda tampoco tiene desperdicio, es el riesgo de ser una gran marca, que siempre estás expuesto a una denuncia. Pero no creo que BMW haya tenido una denuncia en la que una persona le demande porque el sillín de su moto le haya provocado una erección.

El tema es el siguiente: un californiano (Henry Wolf) ha demandado a BMW América y al fabricante de sillines de moto Corbin-Pacific asegurando que su "problema" empezó después de un viaje de cuatro horas en su moto BMW del año 93. Este viaje le provocó una erección permanente que se mantuvo durante más de 20 meses.
Por eso reclama una compensación por el salario perdido, los gastos médicos, las secuelas psicológicas y emocionales y lo que él mismo ha calificado de "daños generales".
Este californiano asegura que, además, ha sufrido daños colaterales, ya que "es incapaz de mantener relaciones sexuales, lo que le está provocando una angustia emocional y mental sustancial", según reza la demanda.

BMW Motorcycles de Southeast Michigan ha revisado el caso y asegura que el demandante no estaba sentado sobre un sillín original de BMW, sino que utilizaba uno de post-venta que suelen sustituirse por el original para hacer los viajes más confortables.
Un tal Michael Linz (del Instituto de Urología de Michigan) ha asegurado en una entrevista con WWJ Newsradio 950 que no hay datos médicos que apoyen la demanda de Wolf, pero admitió que "la compresión prolongada del suministro nuerovascular al pene puede llegar a causar un entumecimiento prolongado de los genitales". Además, aseguró que esto puede ocurrir tanto a hombres como a mujeres que expongan a estas estructuras nerviosas a una compresión continuada.
Lo que estoy seguro es que esta demanda va a ser muy larga… y dura…


http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: