jueves, 18 de abril de 2013

MAS GENTE VAGA

La vagancia no tiene límites. No en vano, la pereza es un pecado capital. Como decía alguien, "la pereza es la madre de todos los vicios, y como madre, hay que respetarla". Ahí tenéis las pruebas evidentes de la gente perezosa que hay por ahí.

Hay que ser muy vag@ para comerse una manzana, y no apurarla por no quitarle la pegatina del código de barras.


Para que la gente que come helados no tenga que molestarse en darle la vuelta al cucurucho para comérselo, han inventado este portahelado que lo hace girar.


Cuando cambian la hora, hay gente que no se molesta ni en cambiar el reloj de hora y ponen un cartel para avisar.


Para sostener la cabeza cuando duerme, este chico aprovechó el bolso que colgaba para apoyarla en él.


Este es un clásico, el que tiene que sacar a pasear al perro y utiliza un coche para hacerlo.


El colmo de este clásico de pasear el perro, es aprovecharlo para tirar de un carro fabricado al efecto y que nos pasee él a nosotros.


En el mundo del fútbol, también hay quien se queda tirado y no entrena como los demás. Creo que es Ballotelli, aunque más bien deberíamos llamarlo "Vagotellli".


http://severlasalreves-palindromos.blogspot.com/

No hay comentarios: